«No es demasiado tarde para frenar la división de España»

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

La agresión contra multitudes pacíficas puede funcionar en el Tíbet pero no puede defenderse en una democracia occidental. En el conflicto entre justicia formal y justicia natural, acaba prevaleciendo siempre la justicia natural. Las Constituciones están para servir a los ciudadanos, no a la inversa. En vez de sostener el Estado de derecho como pretendía, Rajoy ha acabado dañando la legitimidad del Estado español.

«It is not too late to stop the break-up of Spain», editorial en The Economist ; London, The Economist Newspaper Limited, 5 octubre 2017 (extr. y trad. La Litera información)

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias