La Comarca de La Litera y la Ordenación del Territorio (y 3)

(viene de la segunda parte)

 La creación de la Mancomunidad de La Litera no fue una tarea sencilla. Hubo que vencer resistencias de gobernantes y políticos, que no criticaré porque sus recelos se enmarcan en la más primaria condición humana. No era suficiente el espejo de la comunidad vecina, Cataluña, que con un criterio de prosperidad futura había organizado la división de su territorio en 31 comarcas y 9 supercomarcas en el año 1936. Sin embargo la aventura terminó en 1939 cuando fueron abolidas por el régimen de Franco. Pero los catalanes no optaron por el paso intermedio de las mancomunidades, ellos fueron directamente a la creación de comarcas. Tras la restauración de la democracia en España y promulgada en 1985 la LBRL correspondiente y, sobre todo, transferidas las oportunas competencias a las Comunidades Autónomas, en 1987 fue restablecida la división comarcal en ese territorio.

La Comarca de La Litera y la Ordenación del Territorio (2)

(viene de la primera parte)

Decía en mi anterior artículo que la jurisdicción de Tamarite de Litera abarcaba 25 municipios de su entorno. La elección de esta ciudad como cabeza del Partido Judicial del mismo nombre, no pudo ser más razonable. Según datos contenidos en la obra España geográfica, histórica, estadística y pintoresca, en 1845 “Tamarite de Litera consta de 3.642 habitantes, hay una Parroquia Colegiata con su Prior, 8 canónigos, 11 racioneros y 20 beneficiados, un Convento de Monjas, un Pósito y hubo 3 conventos de frailes. Pagó por toda contribución 53.934 reales y su cosecha al año común es de 14.000 fanegas de granos y legumbres, 10.000 arrobas de aceite y 2.500 de vino que, con los frutos menores, importaba 1.076.400 reales. Tiene granjerías de ganados y telares con lienzo y arriería.”

La Comarca de La Litera y la Ordenación del Territorio (1)

He dado una vuelta por la sierra de San Quílez. Me detengo en alguno de sus privilegiados miradores y contemplo (casi con enamoramiento) la inmensa llanura que se desparrama ante mi vista. Por la falda del cerro discurre el canal de Zaidín, que en el “Partidor” situado en los altos de la Menudilla, toma las aguas del canal de Aragón y Cataluña y en su recorrido de 48 km riega tierras de Binéfar, Monzón, Esplús, Belver, Albalate, Oso Almudafar y Zaidín. Naturaleza y clima forman unos ecosistemas de bosque mediterráneo: roquedos, estepas y, sobre todo, inmensos campos de labor. Puedo ver algunos pueblos de la comarca y a otros los puedo adivinar refugiados detrás de colinas y promontorios. A la altura de San Esteban de Litera, diviso una parte de la alineación de esa especie de espina dorsal de colinas de yeso, “las chesas”, que parecen querer delimitar los primeros contrafuertes pre-pirenaicos. ¡Es la Litera!

John Berger entrevistado (y citado)

“Contra lo que mucha gente cree, contar historias no empieza por inventar, empieza por escuchar.” . . . “La jerarquía de las autoridades británicas no