Salida por tierras de Albelda, Alcampell y Tamarite

Después de una pausa de los artículos de Eugenio Monesma que nos ofrece a los lectores de La Litera Información, debida al trabajo frenético del autor en la serie “Los fogones tradicionales” volvemos a retomar esta página de divulgación del patrimonio de nuestra comarca
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Siempre estoy pendiente de las llamadas y de la información de Miguel Pomar y de Maribel Monturiol desde Albelda notificándome los nuevos hallazgos que han localizado por los peñascos del entorno de su localidad. Por supuesto que no tardo en preparar una excursión para verlos y disfrutarlos. Así fue el pasado viernes día 21 de mayo que, con Sebastián Agudo y Aurelio Bail, visitamos esos nuevos elementos pétreos, algunos de ellos de gran interés.

Foto 01.- Grabados antropomorfos

Empezaré por unos interesantes grabados antropomorfos reticulados que, a pesar de la erosión, todavía se conservan en la pared de arenisca de un pequeño abrigo rupestre. Por cuestiones de protección no voy a dar datos sobre su ubicación, aunque mañana voy a informar al departamento de patrimonio del Gobierno de Aragón.

02.- Abrigo de los grabados

Foto 03.- Posible prensa para cera

Otro elemento de interés me lo mostraron por la zona de Castellassos, junto a una pequeña caseta que aprovechaba el abrigo de la roca como pared de fondo. En principio planteé la posibilidad de que se tratara de un colmenar, pero el muro frontal totalmente cerrado no es habitual en este tipo de edificaciones que lo tenían abierto para que las abejas pudieran entrar en las arnas. A pesar de ello, la pequeña excavación en un afloramiento de roca al exterior del edificio me hizo pensar que se trataría de una prensa para la extracción de la cera. Es decir, después de extraer la miel, los cerones se calentarían en un caldero, se prensaría toda la pasta dentro de un saco sobre la pila de mayor tamaño, y por el conducto saldría la cera caliente hasta la pileta pequeña donde se solidificaría formando un pan de cera. La verdad es que es una hipótesis que queda abierta a cualquier sugerencia o información.

Foto 03.- Posible prensa para cera

Y ya que estábamos por Castellassos, quise volver a visitar el lagar rupestre para la elaboración de vino que se conserva muy próximo al poblado. Se trata de un conjunto de excavaciones a lo largo de la cresta de una roca, cuyo uso funcional no cabe duda que ha sido la producción de vino. Siguiendo la cresta de Este a Oeste podemos encontrar los siguientes espacios.

Foto 05.- Lagar de Los Castellassos, detalle del cubo rectangular y el agujero que comunica la pisadera y el laco.

En la zona más oriental se aprecia la estructura de un cubo rectangular cuyas paredes se han desmoronado por la ladera, pero que bien pudo tratarse de un cubo de fermentación. A este posible cubo le sigue un espacio plano, ligeramente inclinado hacia el recipiente, que pudo servir de pisadera para los racimos de uva.

06.- Lagar de Los Castellassos, detalle del pocillo.

Continuando hacia la parte occidental nos encontramos con el conjunto más importante por ser el que se halla en mejores condiciones. Se trata de dos recipientes comunicados entre sí por un agujero. El primero de ellos, es rectangular, más pequeño de dimensiones, con una ligera inclinación y de menor profundidad que el segundo, y que serviría de pisadera para la uva y extraer el mosto. A través del orificio, el mosto caería en el interior del laco, de grandes dimensiones, en cuyo fondo tiene un pocillo de limpieza, también de gran tamaño si lo comparamos con los de otros lagares. En este fondo del laco se observa un canalillo que conduce los líquidos hacia el pocillo. Sorprende en esta segunda pila el bloque que queda sin tallar junto a la salida del agujero de comunicación y rodeado por una canalización, dejado a propósito para alguna finalidad, posiblemente para ajuste de una prensa. Curiosamente, la forma de la canalización por el lado derecho de la salida del agujero, al estar más elevada que éste, no permitiría la conducción del mosto extraído durante el pisado, por lo que serviría como conducto del vino obtenido en la prensada de la brisa.

Foto 07.- Lagar de Los Castellassos, Panorámica general.

La otra parte del volumen pétreo, la que da hacia poniente, tiene en su superficie una entalladura de forma rectangular (de 3’40 m x 1’40 m) y de inapreciable profundidad, que pudo ser otra pisadera, pues dispone de una entalladura en superficie con un canal para que discurra el mosto hacia el laco principal.

Foto 08.- Lagar de Los Castellassos, donde se aprecia la cruz de cristianización del lugar. (arriba a la derecha)

A escasos centímetros de este canalillo todavía se conserva una cruz perfectamente tallada, a modo de cristianización de todo el espacio, y un semicírculo en el lado sur de la parte superior del laco, que posiblemente serviría para el apoyo de algún recipiente. Además, en esta supuesta pisadera se conserva un pequeño agujero con un canalillo que conduce hacia el exterior, y un poco más hacia occidente, y en lado norte de la cresta rocosa, se aprecia una excavación que pudo ser un pequeño laco, colmatado de tierra y vegetación.

Foto 09.- Lagar de Los Castellassos, detalle de los dos posibles grandes cubos de fermentación.

Siguiendo la cresta rocosa hacia poniente se excavaron dos grandes huecos, muy erosionados en la actualidad, que bien podrían ser cubos de fermentación del mosto con las brisas durante las cuatro semanas, aproximadamente, que se necesitan para este proceso. Sus dimensiones son, la primera de 1’72 x 1’80 metros y una profundidad de 1’10 metros; la segunda es de 2’30 metros de diámetro y con una profundidad de 0’85 m. Ambos cubos están unidos por un agujero que se ha producido al pie de ellos debido a los efectos de la erosión. Probablemente, en la parte norte de estos cubos, colmatada de tierra y vegetación, se pudieran hallar las canillas de salida del vino para su recogida en los recipientes. Aunque también esa extracción se realizaría mediante un sistema de palanca, como se ha venido practicando en los cubos de fermentación de las bodegas.

Vimos algunas cazoletas, piletas, grabados en roca, pero eso ya forma parte de otro artículo.

En este artículo queremos aclarar que parte de este patrimonio siempre se ha atribuido al municipio de Tamarite de Litera, cuando en realidad es un patrimonio de Alcampell, nos referimos al conjunto rocoso ritual del poblado ibérico de Los Castellassos, el lagar rupestre que se describe en este artículo y la Roca del Sacrificio que se encuentra en las inmediaciones. Al otro lado del camino se encuentra un importante espacio fortificado, formado por una muralla documentada tanto en el sur como en el este y oeste, además de dos torres, una en el extremo noreste y otra en el sureste. Donde estos últimos años se han efectuado varias excavaciones de las que la mayoría del material cerámico recuperado se centra en un marco cronológico de siglos II y I antes de nuestra era, al final de la fase ibero-romana, aunque también se han recogido materiales del período islámico. Este patrimonio sí está en término de Tamarite de Litera.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias