Malestar de los empresarios del Cinca Medio – La Litera y Somontano por los servicios ferroviarios de pasajeros en la Zona Oriental de Huesca

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Los presidentes de las asociaciones intersectoriales empresariales de las comarcas del Cinca Medio, Ángel Más, La Litera, Cruz Isábal y José Antonio Pérez Asensi, del Somontano de Barbastro, trasladan el malestar que les transmiten sus asociados, generalizado también en toda la ciudadanía, al respecto del tratamiento que se hace de los servicios ferroviarios de pasajeros en la Zona Oriental de Huesca.

Los constantes anuncios y cambios de criterio por parte de la consejería de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón así como el silencio por parte del Gobierno Central y ADIF, sobre la línea y servicios ferroviarios Zaragoza–Lérida, se perciben más como una lucha entre administraciones que como una apuesta por el bien común, entendido este como defensa del medio ambiente y sensibilidad social que aliente la movilidad, la vertebración y la dinamización del territorio que es lo que hace progresar a los pueblos y comarcas.

Todo ello hace que surjan algunas cuestiones tan sencillas y básicas que esperan una respuesta: Si asumir el coste de estos servicios corresponde al Gobierno Central ¿cómo se entiende que se financien compañías aéreas como Plus Ultra y no se destinen recursos para un transporte básico como es el del ferrocarril que alcanza a más de 100.000 personas que residen entre las comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Sobrarbe, Somontano, Ribagorza, más asiduos visitantes y potenciales turistas?. En el caso de la Diputación General de Aragón, también es difícil entender que no asuman el coste, con unos presupuestos autonómicos de 7.000 millones de euros cuando, según dicen, el montante estimado para mantener los servicios que quieren eliminar en las tres provincias aragonesas (desde las conexiones de Teruel con Valencia al “Canfranero”) no alcanzarían los 4 millones de euros.

Cuando el Informe anual sobre transporte y medio ambiente de 2020 redactado por la Unión Europea dice que la opción más respetuosa con el medio ambiente para viajar, después de ir a pie o en bicicleta, es el ferrocarril, muy por encima del avión u otros medios de automoción, y el Pacto Verde Europeo, incluye el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% de aquí a 2050, ¿cómo se entiende la despreocupación por el desmantelamiento de nuestras redes ferroviarias?

Resulta contradictorio que ambas administraciones: Central y autonómica, se jacten en todo momento del apoyo y desarrollo a las zonas rurales y sus gentes y que, por otro lado, nadie defienda a las personas del territorio preservando sus intereses. Venimos padeciendo un servicio tercermundista que incluye: retrasos sistemáticos, maquinaria obsoleta, habituales averías, estaciones sucias y abandonadas, megafonía patética y total falta de recursos humanos. Y pese al maltrato recibido, durante años, sigue habiendo pasajeros e interés en la ciudadanía por este medio que no puede sino ir a más en el futuro por tantas y tantas razones. Y no sólo eso; aquí se da la espalda al futuro y nos consta que nuestros vecinos catalanes están trabajando en establecer servicios de cercanías Monzón-Lérida.

Los tres presidentes de las asociaciones empresariales mencionadas coinciden en la apreciación de que los recortes y despreocupación por los servicios esenciales es lo que verdaderamente lastra el desarrollo de los territorios y evita que se asiente o fije su población por lo que solicitan se reconsidere todo ello y se ponga fin a esta situación injusta, absurda y tercermundista.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias