La Guardia Civil de la Zona de Aragón alerta sobre el mal estado del Glaciar del Aneto

Debido a las altas temperaturas registradas este año se han adelantado las condiciones del glaciar que en años anteriores no se daban hasta finales de agosto o septiembre


Durante el día de ayer personal perteneciente al GREIM de la Guardia Civil de Benasque, Montaña Segura, Parque Natural Posets Maladeta, Asociación de guías de montaña de Benasque y guarda del refugio de la Renclusa, llevaron a cabo una reunión ante las condiciones en las que se encuentra actualmente el Aneto, que hacen que esta zona sea un punto de especial significación por el peligro que entraña realizar una actividad en dicho lugar.

Debido a las inusuales altas temperaturas registradas durante el mes de junio en la provincia de Huesca, han ocasionado que las condiciones del hielo que se forman en los glaciares del Pirineo, se hayan convertido en especialmente peligrosas, siendo el glaciar del Aneto, por el elevado número de personas que se trasladan al citado lugar, un punto que entraña especial peligro.

En años anteriores con las mismas condiciones se ha tornado complicada la progresión por el glaciar del Aneto, incluso para personal con experiencia y material adecuados. Hielos muy duros, en los que difícilmente pueden clavarse crampones y piolets, acompañados de rocas duras e incluso grandes grietas a escasos metros de las rutas habituales de ascenso y descenso, pueden provocar accidentes con resultados muy graves.

Por todo ello, durante la reunión celebrada ayer, se determinó la importancia de informar a todo aquel montañero que lleve intención de ascender el Aneto este verano, de ser conocedor de las condiciones en las que se encuentra dicho lugar, así como tratar de dar la máxima difusión a través de todos los organismos reunidos y de informar de una ruta alternativa. La ruta sería la siguiente: partiendo del Refugio de la Renclusa para evitar el glaciar fósil del Aneto, evitando subir por el Portillo superior, tomando la ruta por el collado de la Renclusa e ibón del Salterillo, y así evitar el glaciar en su parte baja, haciendo una diagonal hasta la antecima. Aun así es importantísimo llevar piolet y crampones.
Desde la Guardia Civil se hace un llamamiento a la prudencia y a la especial atención en las actividades que se vayan a realizar en la citada zona, teniendo muy presente las condiciones de especial peligrosidad descritas, reiterando la necesidad de seguir los consejos y recomendaciones que habitualmente ofrecidos para evitar tener cualquier tipo de incidentes en
montaña.

Planificar previamente la actividad: Obtener información fiable sobre la ruta, vía de escalada o barranco que se pretende hacer.
Informarse de la meteorología en la zona: No olvidar que en la montaña la meteorología es muy variable
Una vez en la zona confirmar la información previa en refugios, guías de montaña, centros de información o Guardia Civil. Las condiciones de nieve, agua o climatológicas, modifican la dificultad de las rutas, vías o barrancos.
Llevar todo el equipo adecuado a la actividad a realizar. Material técnico, ropa, calzado, equipos de protección solar, comida y agua. No hacer actividad de montaña en solitario. Salvo circunstancias excepcionales, no dejar nunca solo a un integrante del grupo, y mucho menos si está fatigado o herido.
Comunicar a alguien (refugio, camping, hotel, amigos, familiares) la actividad prevista y respetar lo planificado.
Adecuar la actividad a nuestras condiciones físicas y técnicas. Ser modestos y saber renunciar. La montaña nos esperará
Llevar el teléfono móvil con batería cargada. Y si es posible equipos de orientación, GPS, Altimetro, Mapas, etc.
La actividad en la montaña finaliza cuando regresamos a lugar seguro. Hacer cumbre es solo la mitad de nuestra actividad.
10º Ante cualquier incidencia avisar a la Guardia Civil a través del 062 o a cualquier otro teléfono de emergencia. Cada minuto es importante.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Más que sequía, lo que hay es un exceso de consumo

Ecologistas en Acción incide en que el problema de sequía se deriva de una mala gestión y consumo excesivo de agua, orientado a regadío, y no tanto a la falta de lluvias.