Estudio de un acceso a internet desde Alcampell

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Últimamente está llegando a nuestros pueblos el internet de banda ancha de la mano de Embou y los fondos europeos FEDER.

Embou es una empresa recordada con cariño de cuando ofrecía acceso a internet mediante antena parabólica para estos pueblos dejados de la mano de dios, y su servicio técnico era a la vez familiar y resolutivo. En 2015 fue absorbida por el grupo MásMóvil, que conservó la marca pero introdujo la cultura corporativa de los grandes: calidad es lo que el cliente aguanta sin pasarse a la competencia… si es que tiene esa opción.

Y esto nos lleva a la cuestión: ¿qué calidad tienen los nuevos accesos de banda ancha? He tenido ocasión de estudiar el acceso a internet por fibra óptica, con bajada nominal de 100 Mbps, de un domicilio de Alcampell. Usando el Speedtest CLI de Ookla se ha probado durante un mes, por franjas de 1 hora, la conexión a tres servidores de MásMóvil situados en Barcelona, Madrid y Sevilla: 2160 muestras en total. Al limitarnos a servidores del propio proveedor de internet (ISP) excluimos por diseño conexiones a punto neutro y otros retardos que se añaden en la navegación real por internet.

La gráfica resume la velocidad de bajada a lo largo del día. Para cada franja horaria presenta tres valores: mínimo, medio y máximo. El perfil de los valores medios próximo al de los máximos nos indica que, si no siempre se han alcanzan estos máximos, la mayoría de los tests se han acercado bastante a ellos. Que ningún valor mínimo sea 0 nos dice que estas pruebas no han detectado ningún corte de servicio.

El canal puede ofrecer 100 Mbps, pues lo hace 12 de las 24 horas. Sin embargo los perfiles tienen una forma extraña. De 1 a 13 horas los máximos se acercan al nominal, la media es aceptable hasta las 8 de la mañana, pero el resto del día la velocidad se aleja de lo contratado.

Parece como si uno o más puntos (radioenlaces, routers…) en la infraestructura del ISP no estuvieran dimensionados para atender a todos los clientes que concurren en las horas de más demanda. Y esta es toda la calidad que vamos a obtener: desde hace meses, cuando se plantea la cuestión al servicio de atención al cliente de Embou, lo único que pueden hacer sus técnicos es remitir a una futura ampliación del servicio sobre la cual no tienen potestad. Si acaso, el problema va empeorando a medida que se incorporan nuevos clientes.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias