Concentración en Binéfar a favor del Sahara

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Alrededor de cincuenta personas participaron ayer en Binéfar en una concentración a favor del Referendum de Autodeterminación del Sahara, en estos momentos tan duros de su historia reciente.

Un poco de historia siempre es necesaria:
En el año 1834, en virtud de los acuerdos entre el Reino de España y los jefes de las tribus del Sahara Occidental, se establecía el protectorado por el que España se comprometía a la defensa del territorio frente a las hostilidades de sus vecinos a cambio de la explotación de sus recursos.
Este marco de convivencia fue beneficioso para ambas partes hasta que en el inicio de la década de los años setenta del siglo XX, surgieron los primeros signos de independencia. En 1973 en el seno de las Naciones Unidas, España se comprometió a llevar a cabo el referéndum de autodeterminación en base al censo español del protectorado.
El imprevisible desenlace de la situación de España a la muerte de Franco, y los intereses del rey Hasan II, representados en nuestro país por altos cargos del gobierno, acabaron doblegando la voluntad de los partidarios de llevar a término el proceso de descolonización y la entrega del territorio al pueblo saharaui.
En el año 1975 el Gobierno de Madrid procede a la entrega repartida del Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania. En octubre se inicia la “Marcha verde” por parte de Marruecos, reino de Hassan II y comienza la invasión militar marroquí y mauritana que obligó al pueblo saharaui, bajo el liderazgo del Frente Polisario, a emprender una resistencia legítima. Las consecuencias fuero, la retirada masiva de población civil saharaui que fue atacada con napalm por la aviación marroquí, siendo sometidos a las máximas atrocidades por el no sometimiento a la ocupación. Un conflicto bélico que durante 16 años fue de guerra activa, hasta el alto el fuego decretado tras arduas negociaciones dirigidas por la ONU, la OUA y la diplomacia internacional con ambas partes. Este entró en vigor en septiembre de 1991 como un primer paso para la celebración de un referéndum, como habían acordados las partes, pero los intereses de Marruecos eran otros y llevó el proceso a un bloqueo total.
Debemos recordar que los saharauis viven dispersos entre su tierra originaria, y países vecinos como Mauritania, Mali y sobre todo Argelia, país que le presta desde la ocupación ayuda y acogida. En este último país, los campos de refugiados de Tinduf acogen a aproximadamente a 180.000 personas.

Los intereses económicos (España y Marruecos)
El Sáhara Occidental ha resultado de interés por sus recursos económicos a lo largo de la historia. Durante la primera mitad del siglo XX destacó por el atractivo de la pesca, y sólo en la segunda mitad de este comenzó a tener importancia el territorio continental con motivo de los hallazgos mineros, en particular del fosfato de Bucráa. Sin embargo, el aprovechamiento que España pudo hacer de ello fue muy limitado dado que la madurez de las inversiones en las minas no se consiguió hasta después de la retirada de España del territorio.
En la actualidad, el interés por este territorio para Marruecos como potencia administradora reside, entre otros motivos, en los recursos económicos existentes tanto en sus aguas jurisdiccionales como en el subsuelo, es decir en el banco de pesca, el fosfato y el petróleo.

Intereses actuales de Marruecos
En concreto, su objetivo principal hoy en día consiste en mantener a toda costa (y ojalá legitimar internacionalmente) su control de facto sobre la mayor parte del Sahara Occidental.
Con el paso del tiempo, el control efectivo del territorio saharaui se ha convertido en un elemento esencial para la unidad nacional y para mantener a la propia Monarquía cuya legitimidad política y estabilidad han sido estrechamente vinculadas a este problema.
En vista de los recursos disponibles en el territorio saharaui, otro objetivo relacionado consiste en salvaguardar los intereses individuales y colectivos de los demás actores que tienen mucho en juego en el conflicto. Éstos incluyen los altos mandos militares de los que una gran parte se encuentra estacionada en el Sahara Occidental, así como la clase política y el sector empresarial que forman parte del sistema del Majzen (o el poder detrás del trono) que es una forma típica de poder que está presente en todos los niveles de gobierno en Marruecos cuyo eje principal es el propio Rey Mohamed VI. Teniendo en cuenta las realidades actuales sobre el terreno, la estrategia preferente de Marruecos hoy en día consiste simplemente en “ganar tiempo”, con la esperanza de que algún día a la comunidad internacional no le quede más remedio que resignarse al hecho consumado y termine por aceptar y reconocer la anexión definitiva del Sahara Occidental.

Apuntes de derecho internacional sobre el Sahara Occidental
El Sahara Occidental posee la categoría de “territorio no autónomo” reconocido por la ONU, siendo el más grande del mundo en su tipo. España cedió su compromiso colonial en 1975 a Marruecos y Mauritania para evitar una guerra que coincidiría con la transición democrática. Este traspaso de compromiso se firmó como ”Acuerdos Tripartitos de Madrid”, cuya validez jurídica es nula. En 2002 la Oficina de Asuntos Legales de la ONU dictaminó que los poderes colonizadores no se pueden entregar en mano como si fueran las llaves a otro país.
En 1975, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió un fallo histórico, al no encontrar evidencia histórica convincente de que el Sahara Occidental perteneciera a nadie más que a los nativos saharauis, rechazando el argumento marroquí y constatando que no existían lazos de ningún tipo (jurídico, étnico o genético) De hecho, los dictámenes recientes del Tribunal de Justicia de la UE han reforzado que, mientras se niegue al Sahara Occidental su derecho a la autodeterminación, es un territorio no autónomo. La misma Unión Africana reconoce tanto a Marruecos como al Sáhara Occidental como estados miembros de pleno derecho. Y considera que éste último se encuentra colonizado por una fuerza ocupante y que es susceptible de aplicar el derecho de autodeterminación de los pueblos, lo que llevó al enojo de la fuerza ocupante (Marruecos) y abandonó la UA.
Otra sentencia de la ONU de 2002 también deja claro que Marruecos no tiene el estatus de potencia administradora de facto del Sahara Occidental, ya que tal estatus no existe. Para muchos juristas, la Unión Africana, la Unión Europea y la Asamblea General de la ONU, la presencia de Marruecos en el territorio es una ocupación ilegal de manual. Prueba de ello, son las políticas del gobierno marroquí alentando a miles de marroquíes a establecerse allí, saquear los ricos bancos pesqueros y las minas de fosfato, violando flagrantemente el derecho internacional humanitario, comercial e internacional.
La estrategia de Marruecos se basó en acelerar su anexión mediante infraestructuras en los territorios ocupados del Sáhara Occidental para que la integración y la autonomía parezca la única solución posible.

Los intereses económicos (EEUU)
El 11 de diciembre de 2020, y poco antes de dejar la Casa Blanca, el presidente Donald Trump emitió una proclamación oficial en apoyo a la soberanía de Mohamed VI sobre Sáhara Occidental, territorio disputado por Marruecos y el Frente Polisario, infringiendo las resoluciones de la ONU y el consenso internacional, provocando una grave crisis en Oriente Próximo y Norte de África: era el precio de que Rabat reconociera al estado israelí: una vez más Tel Aviv consigue arrastrar a los EEUU a ejecutar su propia agenda.
La mirada de EEUU hacia Magreb sigue marcada por la Guerra Fría: considera a Marruecos y Túnez como aliados mientras ignora a Argelia, el miembro del Movimiento no Alineado.
Argelia siempre sospechó que EEUU estuvo detrás de la Marcha Verde marroquí para ocupar aquellos territorios. Como recompensa, el rey alauí cedió a EEUU bases militares, y en 2008 una ubicación para Africom (Comando Africano de EEUU) en la base militar en Tan, cerca de El Aaiún, Canarias y Tinduf. Debido a su ubicación geopolítica estratégica, Marruecos podrá desempeñar un destacado papel en las aventuras de la OTAN por la región. En 2019, el monarca compró armas estadounidenses por el valor de 985 millones de dólares.

Marruecos e Israel
Marruecos se convierte en el cuarto país en establecer relaciones diplomáticas con Tel Aviv después de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán; una gran traición a los palestinos a cambio de nada.
EEUU está utilizando la fórmula de “soborno a cambio de reconocer a Israel” con los países que apoyan la causa palestina. Su objetivo es anular la “mayoría automática” favorable a los palestinos en la ONU, formada por los países asiáticos, africanos y latinoamericanos. Aunque Israel consiga la “neutralidad” de dichos estados en las votaciones, habrá ganado.

Conclusiones
Trump sabotea los (no) esfuerzos de la ONU en buscar una vía pacífica de solucionar el conflicto a través de un referéndum y consultas locales.
La ONU ha avisado que mantiene su propia política respecto a Sahara Occidental, y no reconoce la soberanía de Marruecos, humillando al presidente de EEUU.
El Polisario ha regresado a la lucha armada, y está por ver si este cambio beneficia a los intereses de EEUU en 2021, con el “expediente de Irán” sobre la mesa de presidente Biden.
Veremos a los soldados israelíes entrenando al ejército marroquí con técnicas “antiterroristas” para luchar contra todo un pueblo? La monarquía marroquí en el pasado ya se benefició de los servicios del Mossad: en octubre de 1965 la agencia secuestró al opositor izquierdista Mehdi Ben Barkaen en París para que fuera asesinado por los agentes marroquíes y policías franceses. La presencia de Israel en Marruecos representa una nueva amenaza a las demandas de democratización por las poblaciones del Norte de África.

Con este resumen histórico comenzó el acto convocado por el Ateneo Republicano de Binéfar, Izquierda Unida, PCPE, Podemos, Cambiar Binéfar, Alouda, Asociación de Mali y Mujeres de Mali a favor de la Autodeterminación del Sahara después de la rotura del alto el fuego en Guerguerat por parte de Marruecos. En el acto intervinieron representantes de diferentes asociaciones que apoyan la causa saharaui . Dadah Abeidat, el joven saharaui por ALOUDA. Una familia de saharauis que residen en Almudevar , Mohamed Bih (hijo), Lala Mohamed (madre)
Mohamed Abud (padre) muy comprometidos con la lucha de su pueblo. Intervinieron también apoyando la causa Ivan Keita representante de los malienses y Endah Diarra que leyó el manifiesto.

QUEREMOS EXPRESAR NUESTRA TOTAL SOLIDARIDAD Y APOYO
A LA LUCHA DEL PUEBLO SAHARAUI POR SU INDEPENDENCIA

El pasado día 13 de noviembre, las fuerzas del ejército marroquí perpetraron un ataque militar contra la población civil saharaui que se manifestaba pacíficamente en la zona del Guerguerat, cometiendo un injustificable crimen que viola los acuerdos de Alto el Fuego firmados por el Frente Polisario y Marruecos, queremos manifestar:

1).- La total solidaridad con la lucha del pueblo saharaui en la lucha por su libertad y la recuperación de la soberanía sobre su territorio histórico. Sólo el reconocimiento del Derecho de Autodeterminación del pueblo saharaui traerá paz y justicia a la zona.

2).- El total apoyo a las legítimas acciones armadas que ejerza el Ejército Popular de Liberación Saharaui en defensa de la población civil. Consideramos que todos los medios son justos en la lucha de un pueblo saharahui contra Marruecos y por su libertad. El continuado incumplimiento de los acuerdos firmados y la ineficacia de los contactos diplomáticos, legitiman plenamente al pueblo saharaui al uso de la vía armada.

3).- Denunciamos la complicidad de la llamada “Comunidad Internacional” con la ilegal e injusta ocupación del Sáhara por parte del Reino de Marruecos. Esta ocupación es consentida por intereses económicos y geopolíticos de Estados Unidos y la Unión Europea, esos mismos que pretenden dar lecciones de democracia y usan su supuesta preocupación por los derechos humanos para justificar guerras, invasiones, bloqueos económicos y apoyo a grupos terroristas.

4).- Igualmente, denunciamos la hipocresía del Gobierno de España que, al igual que anteriores gobiernos, han antepuesto los intereses económicos en Marruecos de las empresas y multinacionales españolas, a los planes geopolíticos de la OTAN y la Unión Europea. Recientemente hemos visto como Marruecos ha movido ficha a nivel internacional complaciendo a los EEUU mediante la compra de armamento militar y acercándose al Estado Terrorista de Israel para blindar el reconocimiento de su ocupación sobre el Sahara. Si no se acompañan de hechos efectivos, las declaraciones de solidaridad que se están realizando desde algunas tribunas del gobierno, no son más que palabrería vacía.

5).- En una fecha señalada donde se cumplen 45 años del aniversario del Acuerdo Tripartito de Madrid, firmado por los gobiernos de Marruecos, Mauritania y España, acuerdo en el que no se han cumplido ninguna de las obligaciones especificadas, donde la práctica totalidad del territorio del Sahara sigue ocupado y no se ha celebrado el referéndum de autodeterminación, llamamos a la solidaridad internacionalista con el pueblo Saharaui, con especial atención a los pueblos del Estado Español a apoyar la legítima lucha que el pueblo saharahui está llevando a cabo por la dignidad de su pueblo y para la liberación total de su territorio ocupado.

VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA VIVA
LA LUCHA DEL PUEBLO SAHARAUI
POR LA LIBERACIÓN DEL SÁHARA OCCIDENTAL
VIVAN EL FRENTE POLISARIO Y EL EJÉRCITO POPULAR DE LIBERACIÓN SAHARAUI

El acto tuvo momentos emotivos cuando Lala Mohamed agradeció el apoyo de las asociaciones convocantes y comenzó después con cánticos en su lengua. Entre el público asistente se encontraban familias de acogida de niños saharauis que quisieron expresar su apoyo a sus hermanos del Sahara.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias