Todos los hombres somos fáciles se presentó en Binéfar

todosloshombressomosfaciles01

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

todosloshombressomosfaciles01

Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Binéfar, 18 de junio de 2014.- En un país como España, que parece impermeable a la cultura, es muy reconfortante encontrar espacios y personas que insisten en llevarle la contraria a la corriente reinante, más reconfortante aun cuando se hace desde el sector privado. Este es el caso de la Librería Papelería Katya de Binéfar, que insiste en traer a su local a los autores más cercanos geográficamente, para que conozcamos de primera mano a estas voces de la literatura local en un esfuerzo cultural que hay que agradecer.

Se presentaba la primera novela de Miguel Ángel Ballarín Badía titulada Todos los hombres somos fáciles. Vestigios de una sombra, un título que puede llevar a engaño a quien se acerque a él, pero que adquiere todo el sentido a medida que uno se va adentrando en su trama argumental. La novela mezcla equilibradamente y sin estridencias ni chirridos la novela policíaca o de investigación, con el humor y la recreación histórica. El autor, profesor barbastrense, especialista en música y lector empedernido, se estrena en el género novelesco con este título, pero ya había publicado con anterioridad Reflexiones sobre el amor y la vida. El también profesor y prolífico escritor José Antonio Adell, compañero y amigo de Ballarín, ejerció el papel de presentador del libro con el oficio y el talante a que nos tiene acostumbrados. Resumió en pocas frases la trama principal del libro y realizó una valoración personal muy elogiosa sobre el mismo. Ballarín, sentado a su lado, sonreía entre satisfecho y emocionado, cual Gato de Cheshire.

Dos grandes líneas argumentales. la investigación de un crimen cometido en 1959 en un valle pirenaico y la historia cruzada de los hechos que pasaron en esa fecha protagonizada por dos hermanos que no saben que lo son, forman la espina dorsal sobre la que descansa la novela que transcurre entre los Pirineos, Barcelona, Madrid y México. La recreación de la época de esa España del 59 y el contexto histórico están muy bien recreados en esta novela que contiene una serie de personajes complejos, llenos de vida y reflejados con toda la gravedad de los hechos que protagonizan sin huir de crear momentos de humor o de erotismo. Adell destacaba el valor de las descripciones y la compleja encarnación de los personajes de la novela, afirmando que hay una gran aportación literaria en la novela, que es una obra interesante por sí misma, más allá de si su autor es conocido o no.

todosloshombressomosfaciles02

Por su parte, Miguel Ángel Ballarín destacó que él “quería explicar una historia en la que el centro fuera el Ser Humano. […] Hay reflexiones sobre la justicia, sobre el poder, sobre la amistad, sobre el amor…”. Tras una breve reflexión sobre los temas que aparecen en la novela, quiso expresar su visión sobre el momento que vive la literatura hoy en día y lo hizo con una acertada explicación: “Hoy en día, en los medios de comunicación domina lo audiovisual. Sabemos perfectamente que una imagen vale más que mil palabras y pesa más informativamente. A pesar de ello, se siguen leyendo libros. La ventaja de la literatura es que podemos entrar a saber lo que piensan los personajes, mientras que en el audiovisual lo intuimos a través de lo que dicen o de sus gestos. Por eso, desde el principio quise entrar dentro de los personajes, hablar de otros sentidos aparte de la vista o el oído, como el olfato, el tacto o el gusto, que van apareciendo durante la novela. Pero la novela, fundamentalmente, sugiere más que explica. Si yo escribo “era una mujer hermosa” a lo mejor el que lo lee es un senegalés que se imagina una mujer negra, un japonés se imagina una mujer con los ojos oblicuos y un chileno de una manera y un sueco de otra. Con decir solo esa palabra, cada lector verá una cara diferente. Soy consciente que he escrito esta novela imaginando unos paisajes, unos personajes y unas caras, pero que cada uno de vosotros, cuando la lea, verá otros paisajes, otros personajes y otras caras. Y eso es lo que mantiene viva la literatura: si bien una imagen vale más que mil palabras, una palabra puede evocar más de mil imágenes”.

Tras estas acertadas palabras, se realizaron algunas preguntas por parte del público que fueron seguidas por la habitual firma de ejemplares por parte del autor. Ahora, ya en casa y con el libro en la mano, solo queda buscar un rincón donde leer tranquilamente, adoptar una buena postura, sentirse cómodo y a gusto y empezar a leer. 

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias