¡Estamos hartas!

Nada. No sentimos nada. Sentimos la ausencia de dolor, la ausencia de rabia e indignación.