Barbijaputa: «Libertad de persecución»

“Barbijaputa ya sé dónde vives, y voy a ir a asesinarte destrozándote el vientre a cuchilladas, feminazi de mierda!”. Esta frase, que puede parecer excepcionalmente

¡Estamos hartas!

Nada. No sentimos nada. Sentimos la ausencia de dolor, la ausencia de rabia e indignación.