La Litera Información asistió al recorrido geo-botánico del pasado domingo 19 de mayo

La cita fue en la “Plaça de la Creu” a las 11:00h.  Hasta allí fueron llegando personas de Camporrells y de pueblos aledaños,  también se acercaron especialistas de distintos sitios de Cataluña. En total nos juntamos más de 60 personas. 

Se formaron dos grupos para dar mejor las explicaciones pertinentes, dirigidos por Inmaculada Llobet, bióloga especialista en recursos naturales y por Maria Pilar Anglada, guia de natura especialista en botánica aplicada, ambos grupos acompañados por expertos tanto de geología como de botánica. Tuvimos el privilegio de tener la participación del Doctor en Geología i catedrático de la UPC Dr. Josep Maria Mata Perelló y el especialista suizo en botánica Jean François.
Emprendimos el camino hacia la ermita de los Mártires, pasando por delante de la finca frente a la puerta donde se erigía antiguamente el edificio del Balneario de Camporrells (hoy en día ya no existe el edificio modernista que tuvo que se derruido por su estado ruinoso)

A la salida del pueblo, carretera de Nachá, el profesor Josep M. Mata nos dio una explicación sobre las rocas llamadas popularmente ofitas y nos enseñó una muestra de un mineral azul, catalogado como tal estos últimos 7 u 8 años, llamado aerinita que  solo se encuentra en las comarcas de La Noguera, La Ribagorza y La Litera. Como curiosidad, decir que este mineral fue empleado para pintar las iglesias románicas de la Ribagorza y especialmente las de La Vall de Boi, y como ejemplo más significativo el pantocrátor de Taull, una vez reconquistados los territorios a los moriscos, hace casi 1000 años, por Arnau Mir de Tost que fue un noble y militar del condado de Urgell.
A continuación, ya nos dirigimos al PR-HU 116 de Camporrells para subir a la Ermita de los Santos Mártires. Durante todo el camino hicimos numerosas paradas tal como íbamos encontrando plantas de interés tanto terapeutico, aromático, como culinario; como cuando íbamos descubriendo distintos fenómenos o afloramientos geológicos. Debo decir que el nivel, tanto de los guías como de la mayor parte de los participantes era alto, lo que hacía que hubiese mucho interés, participación e interacción. Desde luego una experiencia muy interesante.
A pesar de las predicciones meteorológicas, el tiempo nos acompañó, el recorrido se iba desarrollando entre sol y sombra, con una pequeña brisa que suavizaba el esfuerzo de la subida.

Por fin llegamos sobre las 14 horas, a la ermita tras salvar los 281 metros de desnivel, con respecto a la población y con algo de retraso sobre el horario previsto debido al interés y multitud de pregunas formuladas durante todo el recorrido.
Una vez en la ermita, donde parte de la organización se había adelantado para preparar unas ensaladas, sendas paellas y refrescos  para premiar el esfuerzo de la subida pedestre a los asistentes. Antes de la comida, uno de los miembros de la organización dió una explicación de la historia de la ermita, que a continuación resumo.
Esta ermita está dedicada a los mártires San Nin y San Non (Abdón y Senén); se les reza para ahuyentar el pedrisco. El primer domingo de septiembre hay romería y se reparte el llamado “pa del pobre” (pan del pobre).
La ermita de los Mártires. Edificada en el año 1693 (según consta en la portada) en la cabeza del monte de los Mártires (930 m.), junto a la Tartera. Construcción con dos partes: la iglesia y las estancias del ermitaño. La iglesia es de dimensiones muy reducidas, con una sola nave con ábside semicircular y bóveda apuntada. Se accede por una portada de medio punto con una piedra clave que contiene la inscripción "Año 1693" y una forma geométrica. Sin decoración en el interior y sólo con un altar y que representa las imágenes de San Abdón y San Senén, a quien está dedicada. El primitivo retablo era gótico y José Sistac ya decía que había desaparecido a principios del siglo XX. Sin embargo, ha llegado una imagen fotográfica de finales del siglo XIX o primeros años del siglo XX donde se ven las imágenes de los dos santos y las capillas donde se recogen escenas de su vida. Esta edificación ha sido restaurada recientemente y, entonces, las antiguas estancias del ermitaño se han reconvertido en una gran sala para comidas y reuniones donde nos refugiamos para comer.
Jaume Toda fue el último ermitaño y vivió hasta su muerte, en 1886. Posteriormente, aunque se encargó otro ermitaño llamado Lino Buira, que ya no mantuvo las mismas obligaciones, tales como vivir- todo el año o tocar la campana para avisar de la llegada de las tormentas.

Una vez finalizada la explicación pasamos al interior de las instancias de la ermita para comer.
La comida fue algo especial, la ensalada estaba compuesta de lechuga y todo tipo de flores y plantas que habíamos ido conociendo por el camino, con la primera paella se siguió el mismo procedimiento, fue una paella vegetariana aderezada con distintos tipos de plantas recogidas por el camino. Eso sí tanto las plantas como las floras con distintos sabores, olores y texturas, unas picantes otras amargas, otras con sabores muy aromáticos, pero todo en su conjunto seleccionando las adecuadas para cada plato y en su justa medida te hacía sentir una explosión de sabores y sensaciones en la boca nunca ante conocidas, como una explosión de sabores a la vez salvajes, que naturales. Todo un colofón de fin de fiesta y creo que la artista, no quisiera equivocarme, fue Mª Pilar Anglada.

Desde la Litera Información, nuestras felicitaciones y os animamos a seguir desarrollando actividades divulgativas y del conocimiento de nuestro territorio.

PD. Comentar que el día de antes se realizó una ruta ornitológica por el congosto de Camporrells –Baldellou, guiada por el ornitólogo Juan Novales

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros