Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Unos no se bajan del burro y otros se suben a la parra.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

La Litera vacía

Hace unos seis años estaba tomando un café en un conocido establecimiento binefarense, cuando no pude por menos que oir de refilón una conversación