Economía útil. Cómo ahorrar en calefacción

economiautilnoviembre2014ahorrocalefaccion

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

economiautilnoviembre2014ahorrocalefaccion

Texto: César Torres Lañas

Imagen: Archivo

 

En esta sección procuramos daros consejos, ideas, sentencias judiciales o cualquier información que sea útil al consumidor. Pero hoy traemos algo distinto: hoy traemos una estrategia para vencer al general invierno.

Basta ver los abrigos de la gente a primera hora de la mañana para comenzar a planificar una estrategia para que el gasto de calefacción de los próximos meses no se coma con patatas nuestro presupuesto familiar, como ha pasado en años anteriores.

No sabemos muy bien si nos enfrentamos al general invierno o al general Don factura de luz. Como ya saben, el precio de la electricidad para los consumidores domésticos españoles tuvo una subida de precios del 70% en cinco años -mientras en la UE (en los 27 países) creció un 19,9%-.  Este aumento del 70% en cinco años en el precio de la luz está muy por encima de la inflación acumulada en el mismo periodo (12%). Hace un mes, en Zaragoza, se presentó un informe sobre la adecuación de la vivienda y la exclusión social donde nos contaban que 26000 hogares en Zaragoza sufren pobreza energética, es decir, no pueden satisfacer las necesidades de energía. Hay allí 33.800 hogares sin calefacción. ¿Cómo estaremos en la provincia de Huesca?

Se nos ha ocurrido que, como siempre, la mejor respuesta no siempre está en la tecnología sino hablando con las abuelas. Como saben, antes los inviernos eran más crudos y ahora un poco menos por el cambio climático. ¿Qué hacían las abuelas para protegerse del frío y cuáles de sus consejos nos permitirán reducir la factura de calefacción este verano? ¡Tomen lápiz y papel que ahí vamos!

Para empezar, la casa a veinte grados es una buena opción ya que es la temperatura que recomienda el Instituto para la diversificación y ahorro de energía. Hay que recordar que por cada grado de más por encima de 20º, aumentan un siete por ciento nuestros gastos de calefacción. Aprovechemos el sol por las mañanas para calentar el hogar. Tengamos los toldos subidos y las persianas abiertas para que entre el sol y aumente la temperatura de la casa y cerremos cortinas y persianas cuando termina la tarde. Es bueno no cubrir los radiadores ni colocar mobiliario delante.

Hay que ventilar la casa, ciertamente. Unos diez o quince minutos al día en invierno son suficientes. Hay que aprovechar el calor de otras habitaciones. Después de una ducha, los grados del termómetro se disparan y hay que aprovechar el calor que se crea en el baño para calentar otras estancias, en vez de abrir la ventana para que salga el vapor.

La opción de colocar alfombras por el piso o repartir pequeñas mantas en donde uno se sienta para leer o estudiar facilita mucho conservar sin gasto el calor corporal. Hay que utilizar ropa abrigada, zapatillas de estar por casa, calcetines gruesos, sábanas de franela en vez de las de algodón. Todos estos detalles, que son los que se usaron durante mucho tiempo y sirvieron a generaciones de aragoneses, ¿por qué no van a servirnos ahora a nosotros?

Ya me estoy imaginando un té caliente y una mantita con un buen libro. Sopas, tés, bebidas calientes en general son buenas aliadas contra el frío. Pero también hay que abrigar nuestra casa. Hay que pensar en tapar las rejillas por donde entra el frío con masilla o silicona, incluida la terraza de la casa. Si se van a hacer reformas hay que aprovechar para acristalar doblemente las ventanas y colocar burletes debajo de las puertas para que una pequeña pero continua corriente de aire no nos arruine todas estas medidas.

Para enfrentarnos al general invierno hay un uniforme muy recomendable: la ropa de deportes. Hacer deporte tonifica nuestro organismo y ayuda a que se regule mejor la temperatura corporal. Así como debemos aprender a vivir con temperaturas no muy elevadas en el hogar, también debemos permitir que, gracias al deporte, nuestro cuerpo regule mejor su temperatura y se adapte a los fríos del invierno. Haciendo deporte en invierno, incluso seremos nosotros los que adelgacemos y no que adelgace nuestro presupuesto familiar con las facturas de luz.

 

Red Rai Asociación de Consumidores se encuentra en Avenida Pirineos, 28 de Huesca. Su teléfono es 974221043 y su mail inforedrai@gmail.com.

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias