Alrededor de 220 tambores resonaron en la VII Tamborrada Villa de Binéfar

El toque de Calanda, interpretado al unísono en la plaza Padre Llanas, frente a la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, por alrededor de 220 tambores, cajas y bombos se ponía el broche de oro sobre las 19.30 a la VII Tamborrada Villa de Binéfar organizada por la Asociación de Bombos y Tambores de Binéfar y la Concejalía de Cultura.

Antes, a las 17.30 comenzaba un desfile por las calles de Binéfar de las secciones de instrumentos y bandas participantes, ocho en total: la asociación musical Trom-Bom de Ballobar, el grupo bombos y tambores de Abiego, la banda de bombos y tambores Villa de Azanuy, la real cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Huesca, la banda de bombos y tambores de Tamarite de Litera, la sección de bombos y tambores de percusión tradicional de la compañía Sambala +QUEBYT, la sección de tambores y bombos de la cofradía de la soledad de Almudévar y los anfitriones.

Al llegar a la plaza Padre Llanas, sobre las escalinatas de la iglesia una a una fueron interpretando su toque, tras la presentación de María Jesús Lamora, que ejerció como maestra de ceremonias, y al terminar recibieron un obsequio de manos de los anfitriones.

El encuentro fue seguido por numerosos vecinos y visitantes y también por la alcaldesa Patricia Rivera y la concejal de Cultura, Beatriz Oliván, que recibieron a su vez el obsequio de la Asociación de Bombos y Tambores de Binéfar.

La concejal Beatriz Oliván tuvo palabras de gratitud para los “ciudadanos que se han acercado esta tarde a disfrutar, a los colaboradores que hacen posible que esta tamborrada se siga celebrando y a las ocho bandas participantes. Desde la Concejalía de Cultura seguiremos promocionando actividades como ésta que son propias de nuestras tradiciones”.

Por su parte, la alcaldesa calificaba la jornada como “muy amena y entretenida” y destacaba la “increíble experiencia que nos han transmitido las bandas participantes, emocionando con un sonido tan propio como es el del tambor, que forma parte de nuestra identidad cultural. El año que viene espero volver a disfrutar con todos ellos”.

La valoración desde la Asociación de Bombos y Tambores de Binéfar, formada por una treintena de personas, era muy satisfactoria y agradecían el respaldo de empresas locales “sin los cuáles no se podría hacer la tamborrada. Estamos muy contentos porque ha salido muy bien y ha gustado”, afirmaba la secretaria Gema Domenech.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Tenemos FAT para rato

El Festival FAT cerró su edición 2024 con una gran asistencia de público que durante la noche el sábado rondó las 1000 personas. Desde el

Ir al contenido