Agradecido homenaje a Mosén Fabri, párroco de Vencillón

parrocovencillon03

parrocovencillon03

Texto e Imágenes: Jaume Garcia Castro

 

Vencillón, 7 de diciembre de 2013.- Su nombre es Fabriciano Reyes, pero todos le conocen como Mosén Fabri. Le ordenaron sacerdote el 31 de mayo de 1958, hace 55 años, y en los últimos 39 ha sido el párroco de Vencillón, una labor que ha compartido con la parroquia de Esplús. El pasado sábado se despidió de sus feligreses en una fiesta organizada por sus más cercanas parroquianas. Varias decenas de personas llenaron la sala del antiguo cine para despedir a Mosén Fabri, quien acudió a la cita acompañado de Monseñor Alfonso Milián y de su sucesor en la parroquia, Mosén Stanislaw Sekowski, párroco también de Altorricón y Algayón, además de varios miembros de su familia y del Alcalde de Vencillón, Ramón Capel, quien asistió a la celebración popular, así como muchos de los concejales del Ayuntamiento.

Mosén Fabri se jubila de Vencillón pero, por el momento, seguirá atendiendo la parroquia de Esplús. Una reciente operación de corazón le obliga a rebajar el ritmo de trabajo y por el momento quiere seguir trabajando. Le preguntamos cómo había visto la evolución de Vencillón en estos casi cuarenta años y nos respondía que “gracias a que se ha ido sembrando entre todos los corresponsables, los educadores, los alcaldes, hasta el sacerdote… Lo que se va sembrando al final se recoge. Vencillón es un pueblo unido, es un pueblo colaborador, un pueblo que responde muy bien”.

Al ser un pueblo de los llamados de aluvión, Vencillón solo tiene un edificio que destaque de entre los demás. Su iglesia es la que proporciona a la localidad su perfil más reconocible: “En todas partes es una referencia y un edificio emblemático, claro” nos reconoce Mosén Fabri. Sobre su sucesor, Mosén Stanislaw Sekowski, destaca que ha sido misionero en Sudamérica y que lleva diez años siendo párroco en Algayón y Altorricón y que “se ha incardinado muy bien con el carácter de la zona”. Ahora le toca descansar y dedicar su tiempo libre a sus aficiones que “son la lectura, el formarse cada día más, a medida que vamos envejeciendo adquirir cada día nuevos conocimientos”.

parrocovencillon01

En la sala polivalente, los que acudieron a despedir a Mosén Fabri seguían charlando animadamente, saludaban al Obispo y al nuevo párroco y se fotografiaban con el homenajeado. Un extenso grupo de voluntarias había preparado una buena merienda para la fiesta, todo hecho en casa por manos expertas, con la dedicación y el cariño de quien se siente agradecido por la labor pastoral llevada a cabo durante casi cuatro décadas. Al acabar el acto, un pequeño ejército de manos voluntariosas recogió en cuestión de minutos las mesas y los restos de la celebración porque en ese mismo espacio, al cabo de unos minutos, se iba a celebrar otra fiesta popular. 

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Tenemos FAT para rato

El Festival FAT cerró su edición 2024 con una gran asistencia de público que durante la noche el sábado rondó las 1000 personas. Desde el

Ir al contenido