La Comarca de La Litera y la Ordenación del Territorio (y 3)

(viene de la segunda parte)

 La creación de la Mancomunidad de La Litera no fue una tarea sencilla. Hubo que vencer resistencias de gobernantes y políticos, que no criticaré porque sus recelos se enmarcan en la más primaria condición humana. No era suficiente el espejo de la comunidad vecina, Cataluña, que con un criterio de prosperidad futura había organizado la división de su territorio en 31 comarcas y 9 supercomarcas en el año 1936. Sin embargo la aventura terminó en 1939 cuando fueron abolidas por el régimen de Franco. Pero los catalanes no optaron por el paso intermedio de las mancomunidades, ellos fueron directamente a la creación de comarcas. Tras la restauración de la democracia en España y promulgada en 1985 la LBRL correspondiente y, sobre todo, transferidas las oportunas competencias a las Comunidades Autónomas, en 1987 fue restablecida la división comarcal en ese territorio.

Alerta, cuidado, estamos en otoño…

Este otoño en apariencia no pinta muy halagüeño que digamos. Hemos comenzado relativamente con el pié cambiado. El pasado 29 de octubre, algo raro llevaba el tiempo, después de trescientos días de tiempo apacible, con algún que otro nubarrón, apareció lo que desde hace meses estábamos esperando. A un amigo no gallego pero sí aragonés, en noviembre del pasado año, ya se lo vaticiné.