El Gobierno de Aragón ha añadido otros 29 términos municipales al centenar que ya estaban reconocidos como zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes agrarias, lo que supone un reconocimiento implícito de los daños ambientales que está provocando en la comunidad la expansión de la ganadería intensiva, especialmente la del porcino . . .

Paralelamente, un organismo estatal como la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) alertaba en su Documento Inicial del nuevo Plan Hidrológico de la demarcación de cómo dos tercios de las granjas de la cuenca, cerca de 30.000 y la mayoría de ellas ubicadas en Aragón y Catalunya, están provocando efectos contaminantes en los acuíferos sobre los que se ubican.

Los efectos de ese tipo de contaminación son prácticamente irreversibles, vienen advirtiendo los técnicos del organismo de cuenca.

. . . Las masas de agua subterránea de la Litera Alta y el Sinclinal de Graus, en el Prepirineo, se ven afectadas por la actividad agraria que se desarrolla en Capella, Estadilla, Fonz, Graus, Lascuarre, La Puebla de Castro y Secastilla mientras que la superficial de La Clamor Amarga, por la que se lleva a cabo en Albelda, Alcampell, Altorricón, Belver de Cinca, Esplús, Osso de Cinca, Tamarite de Litera, Velilla de Cinca, Vencillón y Zaidín.

Eduardo Bayona: «Ganadería intensiva: el Gobierno de Aragón admite que los purines ya emponzoñan casi uno de cada cinco términos municipales», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 15 agosto 2019 (extr. La Litera información)


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros