. . . Estábamos Bruno y yo en una conferencia con un grupo de biólogos que hacían trabajo de campo con primates. Stephen Glickman, un biólogo muy bueno, nos dijo en un aparte: “No os lo toméis a mal, pero decidme una cosa: ¿vosotros creéis en la realidad?”

A los dos nos chocó la pregunta. Lo primero, que la planteara como una cuestión de fe . . . Pensar que la realidad es cuestión de creencias es una herencia apenas secularizada de las guerras de religión. De hecho, la realidad es una cuestión de habitar el mundo, de enlazarlo con lo que hacemos. Se trata de poner a prueba la capacidad de las cosas de sostenerse por sí mismas: ¿se sostienen o no?

La evolución, por ejemplo. La pregunta de si crees o no en la evolución, no tienes por dónde cogerla. Si respondes “pues claro que creo en la evolución” ya has perdido, porque estás entrando en el lenguaje de . . . la posverdad. Has entrado en un terreno donde todo son cuestiones de convicción personal y no tienen nada que ver con el mundo. Has renunciado a enlazar con el mundo.

Donna Haraway, entrevistada por Moira Weigel, en theGuardian.com ; London : Guardian News and Media Limited, 20 junio 2019 (extr. y trad. La Litera información)


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia