nos apañamos

  • Sci-Hub, el rastreador web que Elbakyan fundó en 2011 para publicar artículos de acceso restringido, ha hecho más que ningún gobierno para enfrentar una de las mayores estafas de la era moderna: la que convierte en beneficios privados las investigaciones públicas que nos pertenecen a todos . . .

  • Sci-Hub, [the] pirate web scraper service [established by Alexandra Elbakyan], has done more than any government to tackle one of the biggest rip-offs of the modern era: the capture of publicly funded research that should belong to us all . . .

  • El día en que los trabajadores de McDonalds se pusieron en huelga fue el mejor día en la vida de Shen Batmaz. Lleva la fecha tatuada en el brazo. "Estaba muy cansada y abrumada", cuenta mientras recuerda el piquete en Crawley (West Sussex, Inglaterra) en el que protestó frente a un restaurante de la cadena de comida rápida. "Estaba allí con gente a la que amaba y junto a la que trabajaba, luchando juntos para lograr algo; fue lo más poderoso que he sentido en mi vida" . . .

  • The day McDonald’s workers walked out on strike was the best day of Shen Batmaz’s life: she has even tattooed the date on her arm. “I was so tired and overwhelmed,” she recalls as she stood on a picket line outside a branch of the fast-food chain in Crawley. “I was standing there with people I worked with and loved; we were working together to achieve something. It was the most powerful I’d ever felt in my life.” . . .

  • La actual debilidad política de los progresistas tiene mucho que ver con su rendición intelectual, cultural y moral de las últimas tres décadas; con su aceptación, más o menos entusiasta, más o menos resignada, de los marcos y postulados de la contrarrevolución conservadora de Reagan y Thatcher. Por ejemplo, la izquierda parece haber olvidado que no toda propiedad es sagrada, algo que ya señalaba Robespierre durante la Revolución Francesa citando el caso de los dueños de esclavos. O que la ley es un producto humano, no divino, y puede ser interpretada por los jueces y hasta reformada o abolida por los políticos.

    Hubo un tiempo en que la izquierda también se hacía una pregunta vieja como la misma humanidad: ¿es legítimo robar en caso de extrema necesidad? Es obvio que no estoy hablando de robar al trabajador, al pensionista, al pequeño comerciante. Estoy hablando de aligerar el peso de las carteras de los ricos, de las grandes fortunas personales y las grandes empresas multinacionales. Escribo esto y de inmediato me pregunto si no caerá sobre mí el peso de la Ley Mordaza tan solo por hacerlo. Vivimos un tiempo en que la expresión de determinados pensamientos puede llevarte al calabozo. Con mucha probabilidad, la fiscalía abriría hoy una investigación para identificar y castigar al autor de ese refrán que pregona que aquel que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

    Javier Valenzuela: «El buen ladrón», en tintaLibre n. 61 ; Madrid : Ediciones Prensa Libre, setiembre 2018 (extr. La Litera información)

  • . . . un niño sano y bien cuidado, de un año de edad, es un alimento nutritivo, saludable y delicioso, ya sea estofado, asado, al horno o hervido; y no dudo que servirá igualmente para un fricandó o un ragú . . .

    He calculado el coste de criar al hijo de un pordiosero (categoría que incluye a los campesinos, los obreros, y cuatro quintos de los granjeros) en aproximadamente dos chelines por año; y creo que ningún caballero regateará pagar diez chelines por el canal fresco de un niño gordo, que como he dicho dará para cuatro servicios de excelente y nutritiva carne cuando tiene un solo invitado o cuando cena en familia. Así el caballero aprenderá a ser un buen terrateniente y se hará popular entre sus arrendatarios, y la madre tendrá ocho chelines de beneficio neto y estará en condiciones de trabajar hasta que produzca otro hijo . . .

    Desearía que los políticos a quienes no guste mi propuesta . . . pregunten a los padres de estos mortales si ahora mismo no les parecería una gran felicidad haber sido vendidos como alimento a la edad de un año, en la forma que prescribo, y así haberse ahorrado el rosario de desdichas que han sufrido por la opresión de los terratenientes, la imposibilidad de pagar la renta . . ., la falta de sustento, la de casa y ropa para defenderse de las inclemencias del clima, y ​​la perspectiva inevitable de legar semejantes o mayores miserias a su descendencia.

    Jonathan Swift, A modest proposal for preventing the children of poor people in Ireland, from being a burden on their parents or country, and for making them beneficial to the publick ; Dublin : S. Harding, 1729 (extr. y trad. La Litera información)

  • . . . a young healthy child well nursed, is, at a year old, a most delicious nourishing and wholesome food, whether stewed, roasted, baked, or boiled; and I make no doubt that it will equally serve in a fricasie, or a ragoust . . .

    I have already computed the charge of nursing a beggar's child (in which list I reckon all cottagers, labourers, and four-fifths of the farmers) to be about two shillings per annum, rags included; and I believe no gentleman would repine to give ten shillings for the carcass of a good fat child, which, as I have said, will make four dishes of excellent nutritive meat, when he hath only some particular friend, or his own family to dine with him. Thus the squire will learn to be a good landlord, and grow popular among his tenants, the mother will have eight shillings neat profit, and be fit for work till she produces another child . . .

    I desire those politicians who dislike my overture . . . that they will first ask the parents of these mortals, whether they would not at this day think it a great happiness to have been sold for food at a year old, in the manner I prescribe, and thereby have avoided such a perpetual scene of misfortunes, as they have since gone through, by the oppression of landlords, the impossibility of paying rent . . ., the want of common sustenance, with neither house nor cloaths to cover them from the inclemencies of the weather, and the most inevitable prospect of intailing the like, or greater miseries, upon their breed for ever.

    Jonathan Swift, A modest proposal for preventing the children of poor people in Ireland, from being a burden on their parents or country, and for making them beneficial to the publick ; Dublin : S. Harding, 1729 (excerpt La Litera información)

  • En una aldea de Corrèze los alemanes habían matado a unos maquis y ordenaron al alcalde que los enterrara en secreto, al amanecer. Es costumbre en esta región que las mujeres asistan desde la tumba de su propia familia al funeral de cualquier vecino del pueblo. Nadie conocía a esos muertos, que eran alsacianos. Cuando llegaron al cementerio, llevados por nuestros campesinos bajo la custodia amenazante de las metralletas alemanas, la noche que se retiraba como el mar dejó ver a las mujeres negras de Corrèze inmóviles desde la cima hasta el pie de la montaña, cada una junto a la tumba de su familia, esperando en silencio el entierro de los franceses muertos. Este sentimiento donde resuena la leyenda, sin el cual la Resistencia nunca habría existido —y que nos une hoy— es quizá simplemente la fuerza invencible de la fraternidad.

    ¿Cómo organizar esta fraternidad para hacer de ella una lucha?

    André Malraux: «Discours du transfert des cendres de Jean Moulin au Panthéon» el 19 diciembre 1964, ed. fr.wikisource.org (extr. y trad. La Litera información)

  • Dans un village de Corrèze, les Allemands avaient tué des combattants du maquis, et donné ordre au maire de les faire enterrer en secret, à l'aube. Il est d'usage dans cette région que chaque femme assiste aux obsèques de tout mort de son village en se tenant sur la tombe de sa propre famille. Nul ne connaissait ces morts, qui étaient des Alsaciens. Quand ils atteignirent le cimetière, portés par nos paysans sous la garde menaçante des mitraillettes allemandes, la nuit qui se retirait comme la mer laissa paraître les femmes noires de Corrèze, immobiles du haut en bas de la montagne, et attendant en silence, chacune sur la tombe des siens, l'ensevelissement des morts français. Ce sentiment qui appelle la légende, sans lequel la Résistance n'eût jamais existé — et qui nous réunit aujourd'hui — c'est peut-être simplement l'accent invincible de la fraternité.

    Comment organiser cette fraternité pour en faire un combat ?

    André Malraux, « Discours du transfert des cendres de Jean Moulin au Panthéon » le 19 décembre 1964, éd.fr.wikisource.org (extr.La Litera información)

  • Conferència «La joventut lliterana i el futur dels pobles», per Carmen Capdevila i Anchel Reyes, dins les XXIII Jornades Culturals de Peralta de la Sal.

Página 1 de 14

Presupuestos participativos
Venta de parcelas en el polígono

Con voz propia

Venta de parcelas en el polígono