Apenas han pasado unos días desde mi último artículo en mi blog (laquenosvieneencima.blogspot.com), titulado " Puestos a reunirse", para que quede acreditado que todos nuestros alcaldes de las principales ciudades de la zona oriental de la provincia viven en la inopia, y sólo saben que pensar en el pan y circo (le llaman actividades lúdicas y culturales), esquivar los problemas graves dejando que el tiempo los solucione y no dar nunca que hablar para que sus jefes partidarios los etiqueten de mansos y disciplinados, lo que sin duda les facilitará los oportunos ascensos.

Todo esto viene a cuento, porque mientras preparaban- por primera vez que se sepa- acciones lúdicas y culturales coordinando a sus tres ciudades en la zona oriental de la provincia ( Barbastro, Binéfar y Monzón), la realidad les ha saltado a la cara. Hemos sufrido al menos en el Cinca Medio, bajo Cinca y en la Litera un nuevo rebrote de la pandemia, tan grave como para que hayamos retrocedido a la Fase 2 y salgamos en todas las portadas de la prensa nacional.

Ya está claro. Una serie de despropósitos se han ido sucediendo. No hagan caso al señor Lamban que anda diciendo que todo está controlado y que todo el mundo ya puede venir a Aragón. Poder venir, puede, pero con riesgos, como en muchos otros sitios de España donde está habiendo rebrotes. No se informa adecuadamente en esta zona y si se hace es con el mayor de los oscurantismos. No lo digo yo, me lo han referido varios periodistas que están hasta el moño de eso que llaman " evitar el alarmismo y la responsabilidad".

En su día, se actuó tarde en Binéfar y hubo omisiones significativas, como denunciaron los sindicatos. Tampoco se cerró la ciudad como se hizo con Igualada, por ejemplo. Posteriormente se hicieron test, pero no todos los que debían hacerse y al parecer de La Litera el Covid pasó al Bajo Cinca ( Zaidin) y de ahí al Cinca Medio.

Mientras tanto nuestros ediles de la zona oriental de la provincia, como si no hubiera pasado nada, comenzaron de nuevo a pensar en jolgorios (esta vez nada más y nada menos que todos al unísono). Me figuro que la realidad y el mundo nuevo que viene después del Covid, los habrá parado en seco, al hacer de nuevo su aparición ciertos brotes de la pandemia. En realidad, seamos sinceros, no se había ido y probablemente se quede para años, pero que para muchos años, lo que quiere decir que el turismo de masas sino está muerto, va a quedar bastante tocado. Es decir, señores alcaldes y concejales, más vale que vayan cambiando de estrategia, poniéndole a la gestión un poco de imaginación y dejen a un lado "el más de lo mismo" que es lo único que saben hacer. Los tiempos han cambiado y cuanto antes se den cuenta, mejor. Existen otras alternativas de prosperidad y empleo, que pasan por una buena agricultura y la industria.

Muerto el pan y circo diseñado para el verano, espero de nuestros ediles que mantengan las reuniones de coordinación en la zona oriental pero para otros objetivos. Entre ellos los señalados en mi anterior artículo, exigiendo la mejora en recursos y personal del Hospital de Barbastro.


0
0
0
s2sdefault