La familia de mi nieto hemos recibido del Departamento de Educación, Cultura y Deportes una misiva cuya recomendación se adivina por la contestación que adjunto, con la mejor de las intenciones y dirigida a quien mejor corresponda.

“La educación es un derecho y un medio vital para promover la paz y el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales. El sistema de conciertos no solo debe garantizar la equidad y la igualdad de oportunidades para el pleno desarrollo de la personalidad”.

En mi opinión sería más idóneo que el Estado cubriera totalmente la escolarización de todos los alumnos sin tener que recurrir a los conciertos, que aunque garanticen la gratuidad para todos los niños, no lo hacen con todos los matices de la enseñanza laica y aprovechan las actuaciones para incidir en la educación moral del alumnado a través de insistir en la religión, sino como, asignatura especial, si como, recomendación cotidiana y constante, con lo que se pretende la inclinación del alumnado a la religión católica en los centros concertados. Pongo como ejemplo la asistencia a sesiones y ritos religiosos y a la insistencia con todo tipo de intenciones. A mi nieto le aparecen estampitas religiosas por todos los rincones.

Educación gratuita, SI. Educación libre, TOTALMENTE.


0
0
0
s2smodern
New Confort Time