Permitirme, que en esta ocasión de comienzo, con...

Hola!!! 

¿Qué tal el verano?. Deseo, que haya sido tal cual lo soñasteis y este otoño/verano estéis genial!!, para poder dar un buen comienzo al invierno.

Realmente, casi me da apuro volver a estar entre vosotros, mis lectores, pues ya veis que mi constancia con mis humildes escritos, han permanecido de vacaciones todo el verano y parte de otoño.
Como siempre seguiré relatando mis vivencias, experiencias o el sentir de lo que hago y me rodea. Naturalmente siempre con el respeto a cualquier opinión que podáis formular sobre mis humildes escritos. También me gustaría de antemano pedir perdón si algún comentario puede mal interpretarse, puedo aseguraros que no es mi intención.

En esta ocasión, quiero dedicarlo a unos buenos amigos. Joel y Eva de Zurita. 

Hace ya un tiempo, el justo para no recordar ni el día, mes o año que un día mi hijo Joan me dijo:

— ¡En Zurita vive una pareja! —

 — Si, si viven allí, en una caravana, hacen huerto, tienen unas gallinas, un cerdo, están restaurando una casa que han comprado y se han empadronado allí —. Son los habitantes de Zurita.          

Y llego el día que, después de acompañar a Joan a escalar, fuimos a hacerles una visita. Pero aquello no fue un ¡hola! ¿que tal? y un adiós. Nos invitaron a cenar y con la tertulia de una buena compañía, casi vemos salir el sol.   

Desde entonces mis idas i venidas de Zurita son más frecuentes y hemos tenido cientos de conversaciones sobre el futuro, su futuro en Zurita. Y lo que se repite siempre es "nos gustaria vivir de esta tierra", este fue y sigue siendo nuestro sueño. No es una apuesta fácil, pero tal vez no imposible.
Lo que yo he podido vivir este año, en los momentos que comparto con ellos..... tal vez no sea capaz de poder ni saber expresar. Ha sido ilusión, amor, esperanza, perseverancia, trabajo.... arduo y duro trabajo..... pero con todo esto, con este cocte, imposible no ver una visión de futuro, un sueño hecho realidad. Queda mucho por hacer y conseguir, pero los primeros pasos ya están dados. Mejor dicho las primeras flores. Flores de azafrán, flores del oro rojo e de la gastronomía, primeras flores del azafrán de "Casa Milanés" de Zurita. Primer azafrán de la comarca de La Litera. 

Esta es la primera cosecha; realmente me colma de ilusión poder participar en ella, pues como os decía, hay un vinculo muy especial con Joel y Eva. Me gustaría poderos transmitir , lo bonito que es su recolección, es muy satisfactorio llenar cestas de flores, delicadas y preciosas flores. Después, con sumo cuidado, se separan los estigmas de la flor. De esta separación saldrá el calibre de su calidad y por último el secado, justo y preciso, pues podemos echar a perder todo un laborioso trabajo. Con todo esto realizado, ya pasaríamos a su utilización en cocina. Aquí querría hacer un llamamiento a todos vosotros, que indagarais , experimentarais, con tal preciado producto. ¡No solo es utilizable en la paella! Lo dejo a vuestro gusto y paladar.

Desde aquella remota cena con tortilla de patata, que aún recuerdo en su caravana hasta el día de hoy, no solo sigue la amistad, sino que se han creado unos lazos de unión, excepcionales. Desde aquí solo puedo agradecer que estén subidos a mi tren de vida y espero que por muchas estaciones que pasen, nunca se bajen.

¡Gracias! Joel y Eva!.

Este es mi pequeño homenaje a todas aquellas iniciativas innovadoras que hacen que nuestros sueños pueden ser un día una realidad.


0
0
0
s2smodern