Andando se hace la buena gente, o al revés, a la buena gente la conoces cuando hacen cosas buenas.

Nuestra Comarca de la Litera/Llitera está llena de ellas, desde su fundación en Enero de 2003, nuestra Binéfar, indudablemente también. Hemos tenido buenos ediles municipales, unos han hecho más cosas que otros, otros pocas pero importantes, al final el beneficio siempre para Binéfar y sus habitantes. Han gobernado por y para el pueblo que es como debe ser, no han tenido intereses particulares, o al menos no se han comentado entre el vecindario.Tenemos binefarenses a los que no les gustan los halagos ni parabienes, quizás por ello el gran acuerdo de no poner nombres propios a calles ni edificios públicos, -solamente uno se salió, el Teatro de Los Titiriteros de Binéfar, y no falto de polémica- acuerdo aprobado hace años y que espero perdure en el tiempo por aquello entre otros de: ahora pongo yo, ahora lo saco yo y viceversa.

Y mirar que tenemos ejemplos de colaboración dentro de la vida social de nuestra villa: Pinturas Lepanto, seguido por Fribin y Jusegal, a éste trío les acompañan Central de Suministros, Tecni Riego, Talleres González Serrano, Talleres Pérez, Autocares Sisqués, David Viudas, Agropienso, Claveria, Dicoma... empresas y empresarios dignos de todo elogio, luchando por colocarse en primera fila dentro de sus sectores, haciendo de su dedicación, inquietudes y visión, empresas que serían merecedoras algunas de ellas de estar reconocidas a perpetuidad. El pasado 10 de abril, vió la luz una de ellas, una obra majestuosa digna de elogios, y que sin parangón realizó unos días de puertas abiertas para el regocijo de propios y extraños. Me estoy refiriendo al Hotel & Spa Ciudad de Binéfar, se estrenó el último domingo de abril con unas comuniones, eventos que durante todo el mes de mayo siguieron, teniendo su momento más álgido el 10 de junio, con una boda que puso a prueba toda la infraestructura de medios y humana con matrícula de honor, desde los aperitivos extraordinarios en el espacio chill out, la comida en un magnífico comedor y con un final de apoteosis de nuevo en la espectacular terraza. Enhorabuena a todos los participantes desde la directora Almudena, la directora de eventos Maria y a todo el personal bajo la batuta especial de Tamara. Su propietario apostó de nuevo por su pueblo y merece por ello un reconocimiento por parte del mismo, no con homenajes ni eventos similares, simplemente con el boca a boca que es la mejor de las operaciones de márketing que le podemos ofrecer dentro de nuestra convivencia binefarense. Simplemente mi mayor de los agradecimientos a Luis Clavería, por las muestras de cariño hacia el pueblo, villa o como más te guste Ciudad de Binéfar.

Decía que poseemos binefarenses relevantes dentro de la vida social, desde abogados a ingenieros, de juristas a enseñantes, de médicos a políticos, de agricultores a ganaderos, para dar y vender, punteros en sus respectivas nomenclaturas, por ello siempre me ha gustado la idea de reconocer un poquito eso, su binefarismo y excelente vida social, por ello en el año 2016 inició su andadura en Binéfar 77 “Binefarenses por el Mundo”, que este otoño-primavera volveremos a retomar.

Dentro del mundo cultural, me quedé perplejo escuchando un programa radiofónico que debatían sobre los festivales del Altoaragón, unos festivales que se miden no por su trascendencia sino sobre su coste, unos costes que dejan –bajo mi opinión- estupefacto a más de uno. ¿Como es posible que con la que está cayendo –desahucios, paro, sanidad, educación, dependencia, bienestar social .. sus presupuestos de gastos vayan desde los 100.000 a 600.000 €? ¿como es posible este despilfarro cuando tenemos un problema del servicio de bomberos  por no adecuarlos a la realidad operativa?. En el último incendio en un taller de Binéfar tuvieron que venir los bomberos del Cinca Medio, y cuando los de nuestra comarca llegaron, ya estaba apagado el mismo. Nuestra DPH, podría gastar menos en festivales, y destinar más dinero al Parque de Bomberos.Ya lo comenté hace un tiempo, el día que tengamos un problema serio, nadie querrá asumir responsabilidades ya que unos y otros están acostumbrados al “aquí no pasa nada”.

Amigos ya hemos cosechado, con la mies a buen recaudo realizamos la siembra de la segunda cosecha. ¿Qué queremos más?…. ¡A esperar las Fiestas Mayores!


0
0
0
s2smodern