La Gene en ningún momento ha querido nada más que un Pacto Fiscal. Ha utilizado el Procés y la amenaza gaseosa de independencia para negociarlo. En lo que es una mala negociación, pues el Gobierno ha sabido, en todo momento y gracias a las reuniones con Mas, que lo de la independencia era un farol. El Procés, vamos, ha quedado visto para sentencia otra vez hoy, no existe. Ni tampoco el temor del PP al Procés. El Procés ha sido un intento, exitoso, de ir tirando. En Grecia o Italia, la crisis ha acabado con los partidos viejos. En Catalunya y en España han sobrevivido gracias al Procés y gracias a la amenaza España-se-resquebraja system. Dos negociados que, en tanto que formulados en voz alta en una sociedad cuyos partidos no se formulan en voz alta, no eran reales. Lo único cierto es que las derechas hispanas --PP, C’s, PNV, CDC-- se necesitan y vuelven a trabajar juntas.

Guillem Martínez: «Retorno al futuro», in ctxt.es, 19 julio 2016 (extr. La Litera información)


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020