Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Binéfar, 26 de febrero de 2015.- Cuando se regenta un negocio es importante no solamente dar un buen producto, sino también saber tratar al cliente, mimarlo, darle lo que quiere y ofrecerle el mejor servicio posible. La Bodega Isábal lleva 100 años atendiendo al público, así que algo deben saber de todo eso.

Su actual propietaria, Silvia Isábal, empezó a ponerse tras el mostrador cuando tenía tres años de edad. Ahora, que tiene algunos más, sigue atendiendo a sus clientes con la misma profesionalidad y buen hacer que lo han venido haciendo sus antepasados, pero en cien años la sociedad binefarense ha cambiado mucho. Es evidente que dar un buen trato cara a cara es imprescindible para seguir vendiendo pero, además, Silvia utiliza las redes sociales para mantener la fidelidad de sus clientes y, si es posible, hacer nuevos. Una de las diversas iniciativas llevadas a cabo por Silvia Isábal nos ha llamado la atención. Es la creación, hace ya más de un año y medio, de la página web www.productoslitera.es , un espacio desde donde poner en valor los productos agroalimentarios que se elaboran en la comarca. La web no es una tienda virtual, sino un espacio desde donde se muestran los diferentes productos artesanos que se producen en la comarca y se pueden adquirir en la Bodega Isábal: “El objetivo es dar a conocer los productos y la riqueza gastronómica que hay en la comarca”, explica Silvia Isábal.

La tarea no es fácil y parece más propia de una campaña institucional que de un negocio privado: “Poner juntos estos productos es una forma de darlos a conocer, es una forma de hacer un regalo para alguien que los quiera sacar fuera, una forma de dar algo típico a alguien que venga de fuera… Muchas veces no damos valor a lo que se hace aquí, la mayoría son empresas muy pequeñas que no tienen medios para promocionarse demasiado, entonces es una forma de hacerlo conjunta”, nos cuenta Silvia. A través de la página se encuentran los datos para ponerse en contacto con la bodega y realizar encargos, pero no tienen previsto convertirlo en tienda virtual.

La iniciativa ha funcionado muy bien. A nivel institucional o de asociaciones, cuando quieren hacer un obsequio, es un recurso muy socorrido, también a nivel de particulares cuando quieren dar a conocer algo de su tierra. “Yo siempre he sabido la cantidad de productos que se elaboran en la comarca. Desde que empecé a comercializar productos gourmet siempre hemos buscado productos de cercanía y aquí estamos hablando de Productos Litera, pero es que en Monzón hay muchos productos, en la Ribagorza también, por no hablar del Somontano. Ellos sí que saben poner en valor esos productos y darlos a conocer. Existe una asociación de productos alimenticios de la comarca, pero como está bastante desequilibrada la oferta porque, por ejemplo, hay muchísimas almazaras, ellos no iban a llegar a ningún sitio porque era difícil llegar a un acuerdo equilibrado. Como yo soy una particular ajena a este tipo de intereses, pensé que podía funcionar mejor de esta forma”, nos comentaba Silvia. Y lo cierto es que funciona.

En términos generales, todos los productos que tiene en oferta con origen literano tienen muy buena salida. Tanto los aceites, como los frutos secos de Borén, las verdmeladas de Lafont, las mieles de Pili Ollés, el queso de La Litera… Aunque la selección es amplia, todavía no da como para elaborar un menú completo. Para Silvia, el principal escollo es que, a pesar de la buena calidad de algunos productos, muchos de ellos están elaborados de forma artesanal, pero no tienen un registro sanitario de envasado que les permita la venta fuera de su propio negocio. Otro de los puntos a mejorar es que muchos productores se limitan a poner en circulación producto fresco, no elaborado, con lo que la caducidad es muy rápida y eso supone un problema a la hora de comercializarlo. Otro de los puntos débiles, según Silvia Isábal, es la falta de un vino autóctono: “Aquí ha habido, siempre, de toda la vida, una gran tradición de vino autóctono. No se entiende que no haya ninguna bodega en toda La Litera. Ponemos el vino de Nuviana porque hay fincas, sobre todo en la zona de Tamarite y Altorricón, que llevan su uva a Nuviana, pero no hay ninguna bodega elaboradora en la comarca. Eso nos falta”.

Evidentemente, le preguntamos por las gaseosas y los sifones, ya que su familia, durante muchos años, elaboraron estas bebidas gaseosas en Binéfar. Nos comenta que tampoco hay ninguna empresa en la comarca que se dedique a ello: “De hecho, este mes se jubila el único fabricante que hay en toda la provincia de Huesca, Espumosos Angelín, de Barbastro, que es quien elabora todas las marcas de gaseosa y sifón que se distribuyen en la comarca”. Así que ya lo saben, hay un nicho de mercado que queda vacío y que nadie se ha puesto en marcha para llenarlo.

Uno de los productos que está apareciendo con fuerza en los últimos años son las cervezas artesanas. En la Bodega tienen dos marcas elaboradas en La Litera a la venta, y también tiene noticia de un emprendedor que ha comprado unos viñedos en Peralta de la Sal: “Ya le he dicho que me mantenga informada”, nos comenta Silvia, siempre vigilante ante cualquier oferta gastronómica artesana de calidad.

Para más información:

www.bodegaisabal.com

www.productoslitera.es

Y en las cuentas de Facebook, Twitter e Instagram de la bodega. 


0
0
0
s2sdefault
Altorricon, fiesta mayor 2019

Con voz propia

Castillonroy fiesta mayor 2019