entrevistaabril2014rolandochiron01

Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

Imagen adicional: Gabinete de Prensa Ayto. Binéfar

 

 

Visto desde fuera, el edificio del Ayuntamiento de Binéfar parece un bloque de hormigón, pero desde dentro es un espacio muy bien iluminado con luz natural. Estoy sentado en el despacho de Rolando Chirón, Primer Teniente de Alcalde y Concejal delegado de Obras, Urbanismo, Caminos y Vías Pecuarias del Ayuntamiento de Binéfar, además de Portavoz del Partido Aragonés en la citada corporación municipal. Enfrente tengo a Rolando Chirón, elegante, bien sentado en la silla, relajado pero atento a lo que se le pueda preguntar.

Su despacho no tiene nada desordenado. Es un hombre pulcro con un despacho en perfecto orden de revista, no hay ni una sola carpeta, o post-it a la vista, ninguna anotación en un papel, nada, todo está guardado en su sitio. A la vista solo un mapa de Binéfar donde se marcan las diferentes zonas en las que se divide la población. Le comento que lo que quiero hacer es mantener una conversación para saber algo más de Rolando Chirón como persona, que el centro de interés no va a ser la política y que no voy a someterle a un tercer grado, y parece que se relaja, pero no demasiado, así que voy a intentar llevarlo por caminos por donde se sienta cómodo.

Jaume Garcia: Así que en los 80 estuviste viviendo en Barcelona.

Rolando Chirón: Sí. Yo soy del 66… ¿En qué año fue el Mundial?

Jaume: En el 82. El año del Naranjito…

Rolando: En el 82… Pues yo estuve en el ochenta y… ¡cuatro! En el 84-85. Yo tenía diecisiete o dieciocho años. Estuve dos años allí. Estuve estudiando en la Escuela del Trabajo…

Jaume: Allí trabajaba mi abuelo. De bedel y de ayudante de la biblioteca.

Rolando: Pues allí estudiaba yo. Recuerdo que en aquel edificio tan grande, a mano derecha, tenía yo las clases.

Jaume: ¿Qué estudiabas?

Rolando: Estudiaba Formación Profesional, en la rama Administrativa. En aquella época aún tenía exención de catalán, no sé por qué motivo, pero como venía de fuera, por mediación del club, supongo, me consiguieron la exención de estudiar catalán. En las horas de catalán yo tenía que hacer horas de estudio. Sí, sí, estuve allí dos años.

Jugué durante esos dos años en el RCD Español, en el juvenil y en el segundo equipo, y luego, a partir de ahí, ya me vine para Binéfar y jugué en el CD Binéfar, en la UD Barbastro… y la carrera deportiva se acabó en estos equipos.

Jaume: ¿Qué tal le dabas al balón?

Rolando: ¡Qué te voy a decir yo! Hombre, en aquellos años era un deporte que me gustaba y me sigue gustando y le dedicaba, casi, casi, el 100% de mi tiempo. Ya te he dicho, estudiaba FP y el resto del tiempo lo dedicaba al fútbol. No se me debía dar demasiado mal porque me vinieron a buscar desde Barcelona, me hicieron una prueba y me quedé con ellos allí dos años.

Como experiencia, futbolísticamente, coincidí en aquellos años con una buena época del Español, con jugadores como Tommy N’Kono o como Lauridsen, la época buena del Español. Entrenábamos casi todas las mañanas con ellos, con el primer equipo. Una época que se fue, pero de grato recuerdo.

Jaume: Se entrenaba en el llamado Campo de la Chatarra, ¿no? ¿O en Piscinas y Deportes?

Rolando: No, entrenábamos en el Campo de la SEAT. Entrenábamos en las instalaciones de Sarrià, y detrás había cuatro o cinco campos de fútbol, que todo eso ha desaparecido ya, y los partidos de liga los jugábamos en el Campo de la SEAT, que era un campo de tierra, porque el Juvenil del Español jugaba en campo de tierra. Y jugábamos contra el Terrassa, contra el Valencia, contra el Mallorca… Estábamos en la Primera División de Juveniles. Y a partir de ahí, el segundo año pasé al Español B y jugábamos directamente en Sarrià. Si alguna semana faltaba algún jugador del primer equipo, echaban mano del B.

A mí me tocó jugar un año que hicieron huelga en Primera División. Esa semana de huelga nos fuimos con el Juvenil a Valencia. Jugamos contra el Valencia en Mestalla, el campo a reventar, y jugamos el Juvenil del Valencia contra el Juvenil del Español. [Risas] Fue una experiencia inolvidable.

Jaume: ¿El resultado final?

Rolando: Eso fue lo peor, porque perdimos 3-1, pero la experiencia fue inolvidable, un partido de Primera División, aunque en unas circunstancias un poco raras, pero bueno, siempre podré decir que he jugado en Primera División.

Jaume: En aquella época, yo estudiaba justo al lado del campo del Español, en los Salesianos de Sarrià. FP de Mecánica Industrial. Todos tenemos un pasado…

Rolando: Yo estudiaba un poco más abajo, porque la Escuela del Trabajo no estaba muy lejos, yo bajaba andando todas las mañanas. Yo vivía también muy cerca, justo al lado del Campo de Sarrià, en la Calle General Mitre, en una residencia que tenía allí el Español. Bajaba todos los días andando con mis compañeros hacia la Escuela del Trabajo. Nosotros hacíamos, todos, la rama Administrativa. Que es realmente a lo que me he dedicado toda mi vida.

Jaume: ¿En qué posición jugabas?

Rolando: Yo jugaba tres posiciones: en el centro del campo, de pivote en el centro del campo y, normalmente, jugaba de central o de libre. En aquella época se jugaba con un libre y yo solía jugar de libre aportando a la defensa. Un jugador no de mucha potencia física, pero me gustaba tocar bien el balón y salir jugando desde atrás…

Jaume: Una posición más estratégica, ¿no?

Rolando: Sí. Ahora se lleva mucho el tema este de salir con el balón desde atrás, pues bueno, yo aparecí un poco antes de esta moda.

Jaume: Qué lástima, ¿no?

Rolando: Sí, un poco de lástima, pero bueno… Yo disfruté  en mi época y… Cada uno nacemos cuando nacemos.

Jaume: ¿Te ha servido en la vida ese aprendizaje estratégico, saber ver la jugada desde atrás?

Rolando: Yo pienso que sí, creo que el deporte en sí siempre sirve para todo. Hay que saber sacarle su lado positivo y el ver el partido desde una panorámica muy amplia, a lo mejor me ha servido en otros aspectos de mi vida, primero en el sentido de tomarse las cosas con tranquilidad y, segundo, ver venir la jugada, que desde detrás se ve venir bastante bien, y saber qué es lo que tengo que tapar para evitar algún problema.

Jaume: Ya de mayor, trabajas como administrativo en un taller mecánico…

Rolando: [Se sonríe] Sí, bueno, he pasado por diferentes empresas, pero llevo ya unos cuantos años trabajando en un taller del automóvil y allí estamos, en el tema de la gestión y la administración.

Jaume: He de confesar que soy una auténtica nulidad con los aspectos administrativos. A mí me das un balance o un formulario y se me cae el mundo encima, me puedo quedar bloqueado durante semanas… ¿A tí te llamó la atención desde pequeño este tema?

Rolando: Sí, siempre me había llamado la atención. Podía haber estudiado otras ramas, quizás, pero siempre me llamó la atención el tema de la administración de empresas y el poder trabajar en una oficina controlando el tema de gastos, ingresos, compras… Me gustaba también el trato con la gente y es una profesión que siempre me había llamado la atención.

Jaume: Este tipo de trabajo también te sitúa en una posición de poder, pero a la sombra. Es decir, el gerente es el que da la cara pero el que maneja el negocio es el gestor administrativo.

Rolando: Quizá sea algo que siempre he tenido en mi vida, en mi puesto de trabajo, en el fútbol… siempre he estado ahí y jamás he sido de los que más ha destacado ni de los que la gente siempre ha tenido más devoción, pero no me quejo, ni del tema deportivo, ni del tema laboral, ni del tema familiar, porque siempre he conseguido las metas que me he planteado.

Jaume: ¿Es una posición buscada o es que la vida te ha llevado por estos derroteros?

Rolando: La vida me ha llevado por estos caminos, sí. Sobre todo por el tema de la política, en mi vida me hubiera pensado yo que estaría casi en el octavo año de concejal, ni de Obras, ni de Deportes, jamás lo hubiera pensado. Incluso dentro de mi familia, mi propia mujer tampoco se lo acaba de creer todavía. Cuando me conoció lo último que podía pensar es que me acabaría metiendo en el mundo de la política. Me metí por amistad con un compañero, porque me medio empujó a que le echara un cable, y me he ido quedando en la política y ahora estoy de cabeza de lista por el Partido Aragonés en este caso, y de Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Binéfar.

Jaume: En Binéfar, ni los concejales, ni los Tenientes de Alcalde, ni el propio Alcalde, cobráis ninguno…

Rolando: No, es cierto.

Jaume: … por lo que podemos considerar que vuestra gestión, no es que sea un hobby, pero sí que dedicáis vuestro tiempo libre a la gestión municipal, a trabajar para Binéfar. Conozco a muchos que en su tiempo libre hacen una maqueta de trenes o coleccionan sellos, pero eres la primera persona que conozco que en su tiempo libre lo que hace es diseñar el futuro urbanístico de una población de casi 10.000 habitantes.

Rolando: [Sonríe y valora lo que acabo de decir antes de contestar] Pues es así. Yo trabajo de 9 a 13 y de 15:30 a 19:30 y en ese período de tiempo tengo un momento, de 13:00 a 15:00h., que lo dedico al Ayuntamiento, sin ningún tipo de remuneración. Como bien dices, llevo siete años, voy a cumplir el octavo en este último año de legislatura, y los he dedicado a construir, o remodelar o a intentar mejorar lo que es el aspecto y el plan general de lo que es Binéfar. De momento, creo que hemos hecho un trabajo importante y creo que nos queda todavía bastante trabajo por delante que podemos mejorar.

Jaume: Antes de empezar esta conversación, estaba mirando el mapa, el Plan de Ordenación de Binéfar, en el que aparece lo que ya está hecho, las calles y las casas que ya están hechas, y la previsión de lo que serán las sucesivas ampliaciones en el futuro…

Rolando: Sí, ya viene marcado por el Plan General un posible futuro crecimiento de Binéfar por diferentes frentes o zonas del casco urbano, lo que pasa es que, tal y como está la situación económica actualmente, será difícil que nosotros veamos ese tipo de actuación, pero bueno, ya se dejó marcado en su momento los derroteros por donde tenían que seguir la ampliación del casco urbano de Binéfar y creo que es un marco bastante real.

Jaume: Binéfar tiene unas características muy determinadas porque, de todos los municipios que hay en La Litera creo que es el más pequeño…

Rolando: Sí, el término municipal es el más pequeño de la comarca.

Jaume: Por lo tanto el crecimiento también está muy limitado.

Rolando: El crecimiento está limitado pero bueno, estamos hablando de que San Esteban de Litera, por ejemplo, cuya población es muy pequeña, tiene un término municipal inmenso, muchas veces mucho más grande que Binéfar. Binéfar, para lo que es un crecimiento urbano tampoco necesita un término municipal enorme. Con lo que tenemos previsto ahora en cuanto a posibilidad de construcción en Binéfar, vamos, no lo veremos ni nosotros ni lo verán nuestros hijos…

[Ambos miramos el mapa que hay en el despacho]

Jaume: Prácticamente doblaría la población actual…

Rolando: Ya lo puedes ver tú en el plano que lo que está marcado en morado es la futura posible ampliación y tenemos para muchos, muchos años.

Jaume: No es preocupante, entonces.

Rolando: No es preocupante, no [Sonríe] Tenemos bastante tiempo y si se llevara a cabo toda esta ampliación Binéfar no sólo pasaría de los 10.000 sino de los 20.000 habitantes bastante fácilmente.

Jaume: Antes comentabas que, de repente, en los últimos siete años, te has visto que, de hacerle un favor a un amigo para completar la lista del PAR para las municipales has pasado a ocupar la cabeza de lista de tu propia población. Eso debe ser un orgullo para uno mismo ver cómo, poco a poco, vas haciendo tu trabajo y la gente lo va apreciando…

Rolando: Es cierto, me siento muy orgulloso de lo que he ido haciendo en los últimos siete años. Empecé en política por conocer mejor a una persona a la que ya conocía de antes por el simple hecho de llevar a nuestros hijos al colegio. Él, casualmente, también llevó a su hija al mismo colegio y a partir de ahí nació una relación que continúa todavía y que fue la que me involucró en este tema de presentarme en la lista por el Partido Aragonés, conseguir el puesto como concejal en esas primeras elecciones y en estas segundas conseguí tres concejales y ser el cabeza de la lista. Muy orgulloso por este tema a nivel municipal y también mucho orgullo porque en lo que son las filas del partido, hay una muy buena sintonía, la gente me respeta y sabe del muy buen trabajo que estamos haciendo aquí en Binéfar.

Jaume: Siendo una persona acostumbrada, por formación y por oficio, a gestionar dinero, me parece normal que ostente la concejalía que más dinero mueve dentro del Ayuntamiento de Binéfar, pero lo que me llama la atención es que sea la concejalía de Obras Públicas, que no tiene nada que ver con tu trabajo. ¿Qué es lo que te hizo interesarte por esta concejalía en concreto?

Rolando: Ten en cuenta que no somos nosotros tampoco los que gestionamos el dinero en el Ayuntamiento en el tema de obras. Nosotros planteamos un tipo de obras y es el Departamento de Intervención el que realmente nos dice si podemos ejecutarlas o no podemos ejecutarlas. Nosotros estamos para proponer y para controlar que esas obras se ejecuten lo mejor posible, cosa que es de por sí bastante complicada, tenemos ejemplos bastante claros ahora en Binéfar de que hay algún tipo de obra que no ha salido como pensábamos, como pueden ser  las pistas de tenis, en las que estamos teniendo problemas. Pero el tema económico, el que lo gestiona realmente es el Departamento de Intervención, que es el que nos da los pasos y los vínculos para decirnos si podemos o no podemos llegar a hacer ese tipo de obra.

Jaume: Cuando hay alguna obra que te sale rana, como las mencionadas pistas de tenis, ¿es un golpe al ego o forma parte del juego?

Rolando: No, forma parte del juego. Siempre pones los máximos medios para que eso no te pueda pasar…

Jaume: Bueno, en este caso se ha detectado a tiempo, antes de que se entregue la obra…

Rolando: Lo que pasa es que, de tener esas pistas de tenis y estas instalaciones en el mes de octubre o noviembre que es cuando pensábamos tenerlas para que los ciudadanos de Binéfar las pudieran utilizar, bueno pues estamos esperando que hasta finales de abril o principios de mayo no se podrán empezar esas obras de reparación y modificación. Va a pasar medio año con las pistas allí, muy bonitas, con un colorido muy bonito, muy llamativo, pero que cada vez que paso por allí se me revuelve el estómago. Es un revés del juego que tenemos que admitir, pero que cuesta de asimilar.

Jaume: Hay algunos aspectos de esta concejalía que son de una gran responsabilidad, porque dibujan todo un panorama urbanístico que acaba modificando la vida diaria en Binéfar y en el futuro. Si se cambia la dirección de una calle, eso nos acaba afectando a todos de una forma u otra, por ejemplo. No sé si por la calle, cuando vas a comprar el pan o el diario, los ciudadanos te paran y te comentan por qué les has cambiado el sentido de la calle, por poner el mismo ejemplo.

Rolando: Bueno… Aquí estamos en un Ayuntamiento de 9.000 habitantes, prácticamente nos conocemos todos. A mí ya me conocían anteriormente por el tema del fútbol, pero es que mis padres y mi familia son todos de Binéfar y creo que soy conocido, y por la calle raro es el día en el que alguien no me para y me comenta la dirección de las calles, las obras o cualquier tema. Hace poco me pasó que, estando un domingo comiendo en un restaurante de aquí, de Binéfar, con mi familia, se me sentó un vecino en la mesa y me empezó a plantear un tema. Hombre, yo estoy abierto a todo, pero bueno, hay algún momento en el que la intimidad debería permanecer por encima de todo. Soy una persona que me gusta mucho ir por la calle y que me paren, que me planteen problemas y escuchar y que me expliquen las cosas que pasan, para poder estar al día de los pequeños problemas y poderlos solucionar, no obstante, las decisiones en el Ayuntamiento no las toma una sola persona. Las podemos plantear dentro del equipo de gobierno y la mayoría de problemas se reflexionan, se meditan y se solucionan en equipo y de forma más genérica, con el Alcalde, el Departamento de Obras, el Departamento de Intervención… Los temas son un poco más complejos de lo que parece.

entrevistaabril2014rolandochiron02

Jaume: ¿Hay alguna obra de la que estés especialmente orgulloso? De esas que quizás no sea la más vistosa, pero es aquella obra que ha solucionado un problema que venía de largo…

Rolando: Yo creo que todas las obras que se han hecho eran importantes y que todas las que tenemos en cartera son importantes. ¿Una más que otra? Creo que todas tienen sus ventajas, seguro que todas arreglan un problema que había en su momento. Desde el momento en que entré en este Departamento, he tenido dos zonas de Binéfar en las que he puesto el máximo empeño y en las que, a día de hoy, todavía no se han solucionado. Una de ellas es en la Avenida del Pilar, la unidad de ejecución, para que nos situemos, justo la que está enfrente del Binéfar 77, en la que hace poco tuvimos una modificación del Plan General y que poco a poco creo que vamos a conseguir que desaparezcan los huertos que tenemos en el centro del pueblo, muy llamativos para la calidad y la imagen de Binéfar…

Jaume: Algunos vecinos se quejaron…

Rolando: Bueno, es que es normal. No podemos estar pensando en que el 100% de la población va a estar de acuerdo con las decisiones que tomemos. En nuestro programa llevábamos tanto esa modificación como la modificación de la Calle Lérida, donde antiguamente se montaban las carpas de las peñas, donde ahora en una tenemos huertos y en la otra tenemos cañaverales. Esas son dos actuaciones que son prioritarias y que tenemos muy adelantadas, lo que pasa es que nos ha pillado la crisis financiera y general que ha paralizado un poquito el tema, pero creo que con las ganas que se han puesto en estos años, en poco tiempo creo que saldrán adelante.

Jaume: ¿Qué se podría poner allí? ¿Viviendas, equipamientos?

Rolando: En ambos casos está el programa de urbanización detallado. En las dos van plazas, en las dos van viviendas, en las dos se abre calle… Yo creo que en las dos zonas ganaremos en estética, ganaremos en seguridad ciudadana, en cuanto a tráfico… Pienso que ganaremos en todos los aspectos.

Jaume: Viendo la ordenación urbanística de Binéfar se comprueba cómo claramente la historia ha ido desarrollando la población a lo largo, como si fuera un pepino, pero no hay muchas calles transversales que la corten. Hay veces que para hacer una distancia corta, como no hay una calle que lo corte, hay que dar una vuelta enorme.

[Rolando Chirón se extraña de lo que le digo y me lo hace señalar en el mapa. Le muestro la zona a la que me refiero]

Rolando: Eso son viviendas que están fuera de ordenación, que ocupan el espacio de lo que en realidad es una calle. Eso sí que es un asunto que, en un futuro, cuando se desarrollen todas las unidades en desarrollo, habrá que plantearse ese problema y todas las viviendas que estén fuera de ordenación, es decir, que invaden una calle, habrá que tomar una decisión importante y abrir la calle para que el tránsito pueda circular.

Jaume: Volvamos a la vida privada, porque creo que nos hemos extendido mucho en esta parte.

Rolando: [Sonríe] Es que estamos en el Ayuntamiento y eso impone…

Jaume: El fútbol forma parte importante en tu vida, no sólo como jugador.

Rolando: Sí, forma una parte muy importante. Yo desde pequeño siempre lo he tenido en mente, siempre lo he practicado, lo dejé con treinta y dos años por culpa de una lesión y a partir de ahí… Yo soy futbolero de toda la vida, llevo el fútbol dentro, llevé el Binéfar en momentos complicados, lo sigo llevando desde la Junta Directiva actual y siempre que necesiten una mano de mi persona, saben que la tienen ahí. Luego hay gustos personales más o menos discutibles… Yo vivo en Binéfar, soy aragonés, pero soy culé. A mí me gusta el Barça, pero no me hagas decir el porqué, pero de toda la vida he sido del Barça y ahora hay que aprovechar las circunstancias y disfrutar de la época en la que estamos viviendo, que yo se lo explico a mi hijo que, afortunadamente para mí, también ha salido del Barça, y que no ha vivido otra cosa que las victorias de su equipo. Yo le digo: cuidado, que tengo 48 años y he visto las mismas victorias que tú, que tienes ahora 14. La verdad es que para mí el fútbol es algo importante.

Jaume: La primera vez que fui a ver un partido de fútbol era por la época en la que el CD Binéfar estaba en Segunda B.

Rolando: El Binéfar tiene una historia que en Aragón sólo la puede superar el Real Zaragoza. Dentro de pocos años el club va a cumplir sus primeros cien años de historia y, ya te digo, el único que nos puede superar es el Real Zaragoza. En Binéfar siempre se ha vivido el fútbol de forma importante y ha habido épocas, en los 80 y en los 90 en los que el Binéfar, con la población que tenemos entre los 8.000 y los 9.000 habitantes, ha jugado con equipos con solera, como el Salamanca, como el Orense, el Numancia, equipos muy importantes, que ahora están en Segunda División y que el Binéfar ha estado luchando con ellos y dando el callo. Binéfar era una población referente. El Segalar se llenaba todos los domingos porque se veía fútbol de calidad, porque venían equipos importantes y porque no había tantas poblaciones con equipo como ahora, se llenaba hasta la bandera.

Jaume: ¿Volveremos a ver al equipo tan arriba?

Rolando: No, yo creo que no. Esa época ha pasado ya a la historia.

Jaume: Pero en Tercera sí, espero.

Rolando: Al Binéfar le corresponde la categoría de Tercera División. Este año el equipo va muy bien, se hizo una planificación con jugadores de la casa, con un presupuesto muy real, sin querer pretender más de lo que se puede hacer, jugadores que sientan los colores, que sean de Binéfar, que atraigan a sus familiares y a sus amigos al campo, y con eso el equipo está arriba, está luchando por el ascenso, y a ver si conseguimos mantener al equipo arriba, en Tercera División durante unos cuantos años tranquilamente, con equipos como Monzón, Barbastro o Tamarite. Esa es la competición que nos pertenece, más arriba nos pasaría como este año le está pasando al Sariñena, en Segunda B sería un fracaso económico, un fracaso deportivo y un año perdido.

Jaume: A parte de construir el nuevo Binéfar, ¿cuáles son las aficiones que tiene Rolando Chirón?

Rolando: ¿Aficiones? Pues muchas. Me queda poco tiempo, pero siempre intento buscar el tiempo, primero para la familia, porque la familia es de donde saco yo el tiempo para poder ponerlo en el Ayuntamiento, así que cuando tengo un poco de tiempo, se lo tengo que devolver. Fines de semana, tardes… la familia es lo principal. Luego, como siempre he sido una persona deportista, pues intento hacer un poco de pádel, un poco de bicicleta, un poco de tenis, un poco de lo que puedo, de lo que mi cuerpo me permite ahora mismo, que tampoco…

Jaume: Bueno, pero eso siempre se puede compartir con tus hijos, ¿no?

Rolando: Sí, a mi hijo le gusta el deporte y a mi hija también y nos juntamos lo máximo que podemos para hacer cualquier tipo de deporte.

Jaume: ¿Si uno tus dos hijos te dijera: “Papá, quiero ser artista” qué harías? He visto que eres una persona muy metódica y muy ordenada…

Rolando: Y muy abierta también. En un principio me considero una persona muy abierta. Yo he vivido el mundo del fútbol y en ningún momento le he transmitido a mi hijo, porque a mi hija le gusta el deporte pero el fútbol nunca le ha llamado demasiado la atención, pues nunca he transmitido a mi hijo que tenía que hacer fútbol. Lo único que les he transmitido es que tenían que hacer deporte, pero no les he forzado en el tema del fútbol. Podían hacer deporte en equipo o en solitario, pero tenían que tener una afición por el deporte, porque te transmite unos valores importantes. Si ahora me dijeran que les gusta el mundo del espectáculo, creo que lo aceptaría de una manera muy normal y muy razonable, soy muy abierto en este tema.

Jaume: ¿Y si dentro de un año los votantes deciden que tienes que ser alcalde?

Rolando: Bueno, lo que primero tenemos que conseguir es acabar la legislatura con el planteamiento y con las metas que nos planteamos con este equipo de gobierno y a partir de principios de 2015 empezaremos a pensar en las futuras elecciones y en cómo empezamos y como abordamos esas elecciones, si nos presentamos, si tiramos adelante, si no tiramos adelante, si hay modificaciones en la lista, es una cosa que nos dirá el futuro. De momento hemos de vivir el presente y trabajar por lo que tenemos ahora en mente.

 


0
0
0
s2sdefault
Febivo 2019

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros