launion01

Texto: Jaume Garcia Castro

Imágenes: La Uniøn, Jaume Garcia Castro

 

Las canciones siguen siendo las de siempre, pero al mismo tiempo son completamente nuevas. No es un oxímoron, es una forma de definir Hip.Gnosis, el nuevo álbum de La Uniøn, un trabajo lleno de sus canciones más conocidas pero reinterpretadas, sin complejos, producidas con las técnicas y con el sonido de 2013. A todos los que hemos ido creciendo con la banda, alguna de estas reinterpretaciones, que no versiones, les podrá sonar un poco rara. Es normal, hemos escuchado los originales tantas veces que nos va a costar acostumbrarnos a esta nueva forma; otras, sin embargo, han ganado mucho con el cambio.

El pasado viernes la banda formada por Rafa Sánchez (voz), Luis Bolin (bajo) y Mario Martínez (guitarra) presentó estos temas en la Sala Manolita de Lleida. Les acompañaba el teclista Fermín Villaescusa, que les lleva acompañando más de la mitad de la vida de la banda y es casi el cuarto miembro no oficial del grupo. Me acerqué hasta el mítico local ilerdense para poder charlar con ellos sobre su trayectoria musical y sobre este álbum.

Llegué a la sala justo cuando empezaban las pruebas de sonido para el concierto. Mario Martínez estaba preocupado, su guitarra tenía un acople muy molesto con alguna de las etapas de amplificación y se oía un zumbido constante. Llevaba un buen rato intentando hacer desaparecer este ruido. Al rato subió Luis Bolin, y un poquito más tarde Rafa Sánchez, quienes con Fermín Villaescusa empezaron a calibrar sus instrumentos. Cuando la guitarra de Mario quiso bajar el tono de su zumbido empezaron a tocar varios temas del concierto. Yo ya había escuchado el álbum unas cuantas veces y había admirado la cuidada producción de cada tema, pero una vez más me sorprendieron con su sonido en directo: contundente, franco, directo, eficaz… La Uniøn hace buenos álbums, pero en directo hay muy pocos que estén a su altura. Dominan el escenario como quieren, improvisan y lo hacen tan bien que sorprende. Y créanme si les digo que les llevo viendo actuar en directo desde 1986 y siempre he tenido la misma sensación, la de estar ante la mejor banda de directo en España.

launion02

 

Al acabar la prueba se fueron a cenar a una pequeña y acogedora roulotte que les acompaña en toda la gira. Allí encajados se relajaron y comentaron la prueba de sonido. En el exterior pequeños grupos de fans llegados de varias poblaciones esperaban para fotografiarse con ellos. Rafa Sánchez salió de la roulotte, se hizo una foto con dos fans de unos treinta y tantos y, con la misma sonrisa, se vino hacia mí y me dijo: “Vamos a tomar un café o no haremos nunca esta entrevista”. Rafa se sienta, pide un café americano y se prepara para la conversación.

Jaume Garcia: Una de las cosas que más me gusta de La Uniøn es que vuestras canciones evolucionan con los tiempos. Los arreglos evolucionan paralelamente a la música de cada momento y eso lo habéis hecho desde el principio.

Rafa Sánchez: Aparte de haber pasado por mil momentos, sobretodo esto pasa por los baterías. Nosotros somos una banda sin batería y cambiar la base rítmica te hace cambiar completamente el aspecto de una misma canción, independientemente que hagas el mismo beat y todo, pero cada batería te imprime un sonido completamente diferente. Nosotros hemos tenido unos nueve o diez baterías diferentes… Me puedo acordar de Tino Vega, de Anye Bao, de Toti Árboles, de José Perena, de Arturo Terriza, de Daniel Lui, de Emma Brodie… Hemos tenido mogollón de baterías y cada vez que cambias de batería cambia completamente la sonoridad de la banda, pero aparte, con el tiempo nos hemos dado cuenta que nuestro valor es el repertorio conocido, entonces, cuando estás condenado a tocar continuamente el mismo repertorio porque es lo que pide la gente, lo que no puedes hacer es intentar sonar siempre a la versión original, puede resultar muy aburrido, además, que como artista no tienes ningún tipo de evolución.

De las veces que hemos recopilado y hemos puesto al día nuestras canciones, ha habido varios momentos que realmente destacaría, por ejemplo el “Tren de largo recorrido” (grabado en 1991 y editado en 1992) donde allí ya hubo una gran variación, y últimamente el “Love Sessions” (2006) y ahora con “Hip.Gnosis” (2013).

 

Jaume: Creo que con este álbum habéis reivindicado ser una banda de música Pop y una banda del aquí y el ahora, no un grupo anclado en los ochenta.

Rafa: Por supuesto. Y como tal vamos buscando colaborar con los músicos que están funcionando ahora. Sobre todo en estos momentos con los DJ’s. Los DJ’s son los reyes de la pista y de la escena, entonces ellos son los que ahora mismo están marcando la tendencia. Y si puedes ver, en el disco están conviviendo tendencias desde el Dubsted hasta el Dance, el House, el Chill… Y esto es un poco el reflejo de que cada productor ha enfocado la canción tirándola hacia el tipo de música que suele pinchar y yo creo que eso es lo que le da ese toque tan moderno y tan actual. Para este disco hemos colaborado con muchos artistas que han llegado a ser un conjunto de unas cuarenta personas, hemos creado nuestro propio sello discográfico, que se llama Nut Music, y ahora mismo nuestra relación con otros artistas es muchísimo más fluída sin una multinacional de por medio. Antes todo eran problemas, la pasta era lo importante, no la creatividad ni las ideas, y en este último disco la verdad es que con presupuestos súper reducidos hemos conseguido una calidad increíble, no solo en lo musical, sino también en las portadas, en los vídeos…

Los vídeos los ha hecho un chico que se llama Rubén Vilchez y que parecían superproducciones. De repente veías a cinco de maquillaje, unos treinta extras haciendo de bandidos, chicas atractivas, esa chica que acaba de hacer la última película de Almodóvar, Laya Martí… Todo el mundo se pone a tiro de una manera muy fácil y además poniendo sobre la mesa ideas divertidas que además hacen avanzar a todos los que están dentro del grupo. Si están tirando de ti, tú también acabas dando lo mejor de ti mismo y eso lo convierte en un trabajo súper agradable.

Jaume: A pesar que las producciones que habéis hecho en vuestros discos son de auténtico lujo, porque siempre habéis buscado sonar lo mejor posible, vosotros sois, por encima de todo, una banda de directo.

Rafa: Sí, tú lo has dicho. Al fin y al cabo todas las bandas somos bandas de directo. Tú piensa que desde que compones las canciones hasta que las tocas para grabarlas en un disco la has tocado unas quince o veinte veces y al final no acabas llevando la canción hasta sus máximas consecuencias, pero cuando la tocas cuatrocientas veces, le sacas todo el jugo. Además, cuando grabas un disco, como piensas que es algo para la posteridad, siempre vas más agarrotado, mides mucho más… y en directo es todo lo contrario: buscas la energía, buscas el momento, buscas la improvisación a veces…

Jaume: Esa es una de vuestras claves, la improvisación encima del escenario. Es impresionante. Ahora lo debéis tener más difícil por tener tantas partes de música programadas…

Rafa: Sí, es más difícil porque vas con claqueta y te tienes que ceñir a una estructura pero la improvisación está en la manera en que tocas o cantas.

Jaume: En ese sentido, creo que la nueva forma de entender el negocio de la música va en vuestro favor o a favor de grupos que piensan y actúan como vosotros, grupos que entendéis este negocio de una forma muy determinada y para los que estar dentro de la estructura de una multinacional es un lastre,  porque se han quedado ancladas en el Siglo XX…

Rafa: Totalmente. De hecho, no tienen ningún tipo de gestión sobre YouTube, están totalmente perdidos. Además me da rabia, ya no es lástima, me da rabia. Por ejemplo, para la multinacional para la que hemos estado grabando casi toda nuestra vida que ha sido la Warner, que tiene un catálogo de Rock’n’Roll que no te lo puedes ni imaginar… ¡Todo lo tienen ellos! ¿Y te puedes creer que no tienen una tienda online de sus productos? Tienen que venderlo todo a través de iTunes que se queda una gran parte. ¡Es tan… paleto!

conciertolleida01

Se acerca una chica que quiere hacerse una foto con Rafa Sánchez. Él, amablemente, le pide que se espere un par de minutos a que acabe la entrevista. Desde que he llegado a la Sala Manolita he visto a toda la banda hablar con más de una docena de grupos de fans y siempre han sido amables con ellos. De hecho, Luis y Mario no se han incorporado a la entrevista porque siguen atendiendo a fans del grupo. Forma parte del negocio ser amable con tu público, pero se nota que no es una pose, ellos también disfrutan de esta situación. Rafa sigue donde lo dejaba antes.

Rafa: De todas formas, en la industria discográfica no hay casi nadie que haya estudiado Económicas, ni siquiera nadie o casi nadie tiene un máster, es una industria que se alimenta de gente muy melómana, que no suelen saber idiomas, y que empiezan llevando promociones y van escalando en el organigrama por antigüedad, como los cabos chusqueros en la mili, y no por tener unos conocimientos o unos estudios sobre Comercio, que en definitiva es de lo que se trata. Al final, una de las cosas que me ponían muy nervioso y me cabreaba también cuando tenía mis conversaciones con los Warner, es que el artista acaba haciendo la dirección de su propia promoción, cuando eso lo tendría que hacer un Director Artístico, pero basado en unos estudios de mercadotecnia y de marketing. Que se tenga que poner el artista a hacer eso me parece feo. El artista tiene que preocuparse en hacer sus canciones, en buscar su sonido… En definitiva, el negocio estaba en manos de gente que no estaba preparada para un mercado tan especial y que ha movido tanto dinero. Yo lo he dicho siempre: la música es de las pocas cosas legales que produce desmayos, y ha sido maltratada por los que han llevado el negocio desde que tengo conciencia de esto.

Jaume: Siempre he pensado que el sonido de un grupo se consigue gracias a un 50% de su trabajo y otro 50% de sus influencias. En vuestro caso buena parte de vuestro trabajo consiste en estar con los pies en el suelo y estar atentos a lo que se mueve en el mundo de la música, y el otro 50% en vuestro caso es una enorme y muy variada cantidad de música y literatura de altísima calidad.

Rafa: Pues sí, pero creo que eso pasa con todos los músicos. No es por hacer una comparación odiosa, que conste, pero seguro que Mozart cuando se puso a componer tenía una enorme cantidad de música contemporánea, compuesta por otros, metida en la cabeza. Hay que quitarle hierro a la cosa, la música es un lenguaje y para crear ciertas sensaciones y emociones en un tercero tienes que utilizar un lenguaje conocido, si quieres provocar un sentimiento de amor utilizas la balada, un sonido suave, un piano, un cierto tipo de melodía, eso es lo que te va a acabar llevando a ese sentimiento de amor. Si quieres crear un sentimiento más agresivo tienes que usar el lenguaje del rock duro u otra cosa que te acerque a eso que quieres explicar… Beethoven hubiera metido más timbales a lo bestia y habría obtenido una música más agresiva. Todo es un lenguaje, entonces cuanto más vocabulario tengas mejor te expresarás. Y la verdad es que nosotros vivimos una explosión musical en la que recibimos toda la música de los 60 y los 70 en los 80 y de repente empezamos a descubrir gente como Led Zeppelin, Jimmi Hendrix, Pink Floyd, Genesis, todos los que hicieron grandes cosas en los 70 y eso nos llevó al concepto de lo que es el sonido de La Uniøn, que es el puro eclecticismo. Todo vale.

Jaume: He estado en la prueba de sonido, porque el concierto aún no se ha celebrado, y como persona que ha seguido vuestra evolución como banda en muchos conciertos, me hace pensar que vosotros empezasteis vuestra carrera tocando canciones contundentes y que ahora ya estáis en la épica, ya estáis haciendo himnos…

Rafa: Sí… (Sonríe) Pero estamos haciendo himnos con canciones del primer disco, porque la nueva versión de Mil Siluetas es muy épica, Si tú quisieras resulta muy épica también… Pero yo creo que eso es por acercarte a lo que es el directo. Ese sonido épico en nuestros conciertos nos pega, nos cuadra. Perseguimos crear ese muro sónico. Y es producto también de la formación de la banda. El no llevar batería te hace que tengas que tirar de otros efectos para llegar a tener una cierta tensión. Yo creo que si fuéramos con batería no seríamos tan épicos.

Jaume: Sería otra cosa…

Rafa: Sería otra cosa, claro.

Pues qué quieren que les diga… Este cronista se ha quedado prendado, una vez más, del sonido en directo de La Uniøn. Es contundente, implacable y no traiciona el espíritu original de las canciones que todos conocemos. Me gusta mucho esta banda cuando tiende a la épica, es su estilo natural, su sello de identidad. Para los allí reunidos La Uniøn siempre será una banda épica. Y mítica.


0
0
0
s2sdefault
Altorricon, fiesta mayor 2019

Con voz propia

Castillonroy fiesta mayor 2019