Ester Ibarz

Texto e Imagen: Raquel Blanch

Podríamos decir que los dos ingredientes indispensables para crear un buen cóctel son la imaginación y la creatividad, eso sí, combinados siempre con una buena sonrisa. La binefarense Ester Ibarz, estudiante de hostelería en la Escuela Superior de Huesca, se ha hecho un hueco dentro de la coctelería, convirtiéndose en su principal hobby. Hay un cóctel para cada momento y Ester ha elaborado la receta más original, logrando el premio a la combinación más creativa en el I Master Bartender del Club del Barman de Aragón.

Caracterizados por su elegancia al otro lado de la barra, los barmans están cada vez más presentes. “Es un trabajo que requiere mucha práctica para lograr que la combinación de aromas, sabores y texturas sea correcta”, nos cuenta Ester.

Raquel Blanch: ¿Cómo comenzó tu afición por la coctelería?

Ester Ibarz: Todo comenzó durante el primer ciclo que realicé sobre servicios de restauración, en el que la preparación y la presentación de los alimentos y bebidas es la parte más importante. Fue entonces cuando nos adentramos en la coctelería clásica. En el siguiente curso ya nos dieron la oportunidad de participar en concursos, y fue la ocasión perfecta para “lanzarme" en este mundillo. Poco a poco te va enganchando, ¡es muy divertido crear tus cócteles!

Raquel: Aparte de lo que te enseñaron, ¿has ido experimentando tus propias combinaciones?

Ester: Si. En la Escuela solo te enseñan las normas básicas, los utensilios y herramientas necesarias, las recetas más destacadas… Luego yo por mi cuenta me compré libros especializados, me asocié a la APAB (Asociación Profesional Aragonesa de Barman) y así me informé mucho más sobre la coctelería.

Raquel: Es un oficio innovador, ¿te gustaría dedicarte profesionalmente a ello?

Ester: El bartender o barman es una figura muy actual. Hace unos años las organizaciones de los restaurantes no contaban con ningún coctelero. Actualmente se está poniendo de moda ya que los locales buscan ofrecer al cliente exclusividad, algo diferente y creativo. Mis estudios no van enfocados a ser barman, sino maitre de sala. Hoy por hoy la coctelería es mi hobby, así que no descarto dedicarme a ello.

Raquel: Has participado en varios concursos, ganando el premio al cóctel más creativo. Cuéntanos tu receta…

Ester: Se trata de una combinación de brandy, licor de mandarina, licor de chocolate blanco, nata, acabado con una espuma de coca-cola y servido en una copa fantasía. Además, en el certamen al mejor barman de Aragón me otorgaron el premio a la profesionalidad, ¡así que estoy muy contenta!

Raquel: La coctelería… ¿técnica o buena mano?

Ester: Como dicen “más vale maña que fuerza”. Claro debes tener técnica y destreza con los utensilios, la mano es nuestra herramienta y hay que ser ágil y adquirir soltura. Es un trabajo que requiere mucha práctica para lograr que la combinación de aromas, sabores y texturas sea perfecta.

Raquel: David Ríos es uno de los barmans más conocidos de España…

Ester: Si, reconocido como el mejor barman a nivel mundial. Sigo sus consejos y alguno de sus trucos. El aragonés Luis Ibáñez también es muy conocido. Cada uno tiene una táctica diferente y hay que aprender de todos.

Raquel: ¿Detrás de que barras has mostrado tus “armas”?

Ester: Este verano he trabajado oficialmente como barman en un restaurante de la Costa Brava. Diseñé una carta de cócteles dulces y secos y la verdad es que gustaron mucho.

Raquel: ¿Cuál es tu cóctel favorito?

Ester: El mojito es uno de mis preferidos. Es un clásico pero es muy difícil encontrar un sitio donde hagan un buen mojito.

Raquel: La música es un elemento importante en la preparación de los cócteles…

Ester: Si, muy importante. La música te marca movimientos y te inspira a la hora de crear combinaciones.

Raquel: Es tan importante como una buena sonrisa, ¿no?

Ester: ¡Por supuesto! La clave está en ofrecer siempre una gran sonrisa. El cóctel puede estar riquísimo pero si no se sirve con una sonrisa, no se saborea igual. Además, el cliente lo valora mucho, es lo que llamamos “el poder de la sonrisa”.

Raquel: Aconséjanos un cóctel de día y otro de noche…

Ester: Para el día un cóctel fresco como un tequila sunrise, acompañado de granadina y zumo de naranja. Para la noche optaría por un white russian, con vodka, café y nata.

Raquel: Si queremos realizar un buen cóctel ¿Qué herramientas no pueden faltar?

Ester: Una copa original, la coctelera, el jigger (medidor de bebidas), una cuchara mezcladora y su correspondiente porción de hielo. Estas herramientas son necesarias para poder realizar un buen cóctel.

Raquel: Algún consejo o truquillo…

Ester: Sobretodo, no valen las medidas “a ojo”. Sólo los que llevan mucho recorrido se lo pueden permitir. Además, hay que ser muy imaginativo y creativo, tanto para crear cócteles como para su presentación.

Raquel: Por último, ¿qué libro aconsejas a los lectores que estén interesados?

Ester: Os aconsejo el libro de Javier de las Muelas Cocktails & Drinks Book, contiene tutoriales y recetas muy sencillas.


0
0
0
s2smodern
New Confort Time