Si uno tiene la capacidad de llevar su mente a tiempos remotos , ayer Albelda era como uno de aquellos burgos del medievo donde en días determinados se juntaban vecinos próximos y lejanos a mercadear, comer y sobre todo a saber como eran y que hacían sus vecinos.

Distraían la visión, la enorme cantidad de coches (casi imposible aparcar) y los ropajes de las personas que hacían cola para degustar los mas de 1200 kg de “carn magra” con “picada de all i perejil”.

Bien almorzados asistían al despiece del “tossino” y posterior “mandongo”, paseaban desde la plaza de la iglesia hasta los patis del sindicat comprando ricas viandas ,cerveza artesana  La Roqueta que fabrica el nieto de Vicent de Sancho,jabones de Alba de Pauet, carquiñolis y pilaras de Alcampell y  aceite de la Cooperativa San Isidro.

Los literanos de la alta, baja y media Litera, aragoneses del interior, gentes de comarcas catalanas y algún diputado regional de incógnito  “fien petar la charrada”, mandaban recuerdos a sus familias y amigos de otros pueblos “fent gana” para probar la “olla barreada”

Mª Ángeles Roca Llop, agasajaba al grupo de alcaldes de la Litera, diputados provinciales y regionales, el presidente de la DPH Miguel Gracia y otras autoridades municipales y comarcales a los que explicaba el origen y desarrollo de la fiesta (este año a tenido trabajo Mª Angeles con tantos alcaldes y concejales nuevos) ,acompañados por los ritmos juglarescos  de “Los Tiruriros Free”.

Después a comer “tots barreats” la “olla barreada “de este año antes de que se agoten las existencias .Tan buena estaba y tanta gente quería probarla que “la filla de Angelines de Mansanares“ casi no come . Espero que no se le quejara ninguno de sus invitados.

Solo queda esperar al sorteo y cada mochuelo de vuelta a su olivo, afortunados los que  han vuelto a casa  con alguna buena vianda.

Sorprende, ilusiona  e invita a la reflexión que después de 29 años Albelda siga siendo capaz de reunir más de 5.000 personas en la Festa del Tocino. Solamente un pueblo convencido en mantener y difundir sus tradiciones es capaz de mantener la ilusión después de tanto tiempo realizando una misma actividad. Cien miembros de la “Peña lo Magre “ con Pedro Gracia a la cabeza ,más los miembros de la asociación de “Mossos i Carreters” y todo el ayuntamiento volcado en esta fiesta.Cerca de 300 personas en total en una población que no llega a los 800 habitantes significa que casi el 40 % de sus habitantes están implicados de alguna manera en la fiesta.

En 2017 la “Festa del Tossino” cumplirá la treintena y seguirá sorprendiéndonos.

Bien cierto es que a los pueblos los hacen sus gentes, y en Albelda hacen pueblo muy bien.


0
0
0
s2sdefault