Texto: Jaume Garcia Castro

Imagen: htpps://adpanpesca.wordpress.com

 

Embalse de Canelles, 22 de febrero de 2015.- Siguen las labores de búsqueda del cazador desaparecido ayer por la tarde en el transcurso de una partida de caza en el Embalse de Canelles al volcar la balsa en la que iba con otros tres compañeros.  Según fuentes oficiales de la Guardia Civil de Huesca, tras unas horas de descanso de los equipos de rescate, debidos a la nula visibilidad de la zona durante la madrugada, éstos se han vuelto a poner en marcha nada más salir el sol. A los equipos de los GEAS, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, de la Guardia Civil, que están en el embalse desde anoche, esta mañana se les ha sumado el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca, además de dotaciones de la Guardia Civil llegados de varios puntos de la provincia, equipos de Protección Civil, y unidades de Bomberos llegadas de Benabarre y Balaguer.

Los hechos ocurrieron ayer sábado hacia las ocho de la tarde. Al parecer, un grupo de unos cuarenta cazadores procedentes de Cataluña, estaban realizando una batida de jabalí en la zona cercana al núcleo abandonado de Finestras, perteneciente al municipio de Viacamp y Litera, en la comarca de la Ribagorza, Huesca. El embalse está a caballo entre Huesca y Lérida, y es un enclave muy concurrido tanto por pescadores como por cazadores de ambas provincias. Este grupo de cazadores lleva años realizando batidas en esa zona, concretamente en un espacio donde abundan los jabalís y que sólo es accesible a través del agua, por lo que los cazadores tienen que atravesar las aguas del embalse para llegar del punto de llegada al punto de batida y a la inversa.

En uno de estos traslados, la embarcación que llevaba a cuatro de estos cazadores volcó por causas aún desconocidas. Tres de los ocupantes fueron rescatados con síntomas de hipotermia, debido a la temperatura de las aguas del embalse y a que llevaban varias horas en el agua, pero sin más problemas. El cuarto es el que, por el momento, sigue desaparecido. Algunos de los miembros de la batida quedaron aislados en un islote que utilizaban como punto intermedio en el traslado, mientras que otro grupo reducido quedaba en la zona de la batida, esperando a ser rescatados.

La llegada de la noche obligó a las fuerzas de seguridad a aplazar las labores de rescate por falta de visibilidad, labores que se han reanudado a buena hora de la mañana. 


0
0
0
s2sdefault
Anna Pallarés- 1er anunci