sillabebe

Los dispositivos de retención infantil para el automóvil, las conocidas sillitas infantiles, están estrictamente sujetas a una normativa sobre su fabricación que no tiene contento a nadie. Fabricantes, pediatras y asociaciones de consumidores están de acuerdo en afirmar que la normativa actual está muy por debajo de los estándares de seguridad que demanda la sociedad actual. En unos meses se publicará la normativa i-Size que va a substituir a la actual ECE R44. Esta nueva normativa es el fruto de la colaboración entre las partes interesadas y pretende elevar los estándares de seguridad para dar respuesta a las deficiencias de la normativa actual.

Una de las principales características de la nueva norma es que verificará la protección ante un impacto lateral, ya que cerca del 25% de los accidentes de tráfico son ocasionados, precisamente, por un impacto lateral. Otra de las características que cambiará con la nueva normativa es la orientación de la sillita, puesto que ahora a menudo se cambia a los 9 meses. A esa edad, mes arriba o abajo, los bebés ya no caben en el portabebés que va orientado en contra de la dirección de la marcha y se les pone en una sillita del grupo 0-1, que van orientadas en el sentido de la marcha. Con la nueva normativa se propone mantener la orientación de espaldas hasta los 15 meses de edad y dependiendo de la altura del bebé, no como hasta ahora que se cambia la silla dependiendo del peso. Esta medida mejora la protección de la cabeza y el cuello del bebé, especialmente en el caso de impactos frontales.

Otros objetivos que busca la nueva normativa i-Size son el de reducir el riesgo de instalación incorrecta, unificando la instalación en un solo sistema con la fijación Isofix, clasificar los diferentes tipos de dispositivo en función de la estatura del niño o niña, ya que acomodarán a niños de hasta 105 cm. de altura, y ofrecer protección contra el impacto lateral, ya que esta homologación exigirá una prueba que verifique la respuesta del dispositivo ante un impacto de estas características. La nueva normativa se aplicará también a la sujeción trasera en los vehículos, ya que todos los coches comercializados en la Unión Europea tendrán que tener normalizadas las sujeciones i-Size en las filas traseras de asientos.

Este mes de junio empieza la puesta en marcha de la normativa i-Size que se desplegará en tres fases. Esta primera fase consiste en la salida al mercado de los primeros modelos de sillas homologadas. En España sólo se puede encontrar un modelo de este tipo de sillas, cuyo precio es de más de 350 euros. La segunda fase está prevista para 2016 y comprende los dispositivos no-integrales con Isofix. Finalmente, la tercera fase comprende los dispositivos sin Isofix y entrará en funcionamiento a partir de 2018. Es a partir de esa fecha que todas las sillas serán de la norma i-Size, hasta el momento podrán convivir los dos sistemas.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia