suenospeque

Texto: Jaume Garcia Castro

Imagen: Crearium

Hasta el 26 de septiembre se podrá admirar en Crearium (Monzón) una excepcional exposición de obras de la artista madrileña Lola Catalá, una colección de pinturas al óleo, acuarelas, esculturas, obra gráfica, toda ella con una temática poco habitual en el mundo del Arte, como es el mundo infantil del juego.

La inauguración de esta exposición fue el pasado día 6 de septiembre y contó con la asistencia de la artista y la presencia de Jazzthree, un trío de jazz formado por Alejandro Díaz, Leo Ferrer y Jacinto Cónsul, tres grandes músicos locales. Además se sorteó entre los asistentes un grabado de la artista.

Lola Catalá expone en Monzón gracias a una de las empresas que realizan coworking en Crearium, Goyarte, que tiene una galería de arte en Madrid y que cuenta con Catalá como una de sus artistas más destacadas. De otra manera hubiera sido casi imposible ver la obra de esta artista multidisciplinar en la capital del Cinca Medio. Catalá lleva trabajando muchos años en esta temática, el juego infantil, y es una de las especialistas en este tema pictórico. Utiliza el juego antiguo como metáfora de la nostalgia, de la niñez, como un recuerdo onírico del pasado. También lo utiliza como instrumento para dejar libre su imaginación y crear mundos que en sí no representan el juego, sino que crea un vórtice que nos eleva, haciendo de la pintura o el dibujo un juego psicológico que nos sitúa en un punto de nuestra niñez o de nuestros recuerdos. En definitiva, utiliza el juego y la figura de la niñez como herramienta para explicar algo más elevado, más abstracto, más cercano a los sentimientos que a la representación fidedigna de una realidad.

pompaspeque

La obra original de Lola Catalá es muy difícil de conseguir, por eso es tan importante el hecho de que se haya podido reunir obra para esta exposición en Monzón. Del mismo modo, su obra gráfica se difunde en muchas y muy buenas galerías, pero la original es casi imposible de ver expuesta. Catalá solo muestra su obra original casi por amistad personal, y es bastante difícil poder ver sus obras originales fuera de museos o instituciones de media Europa.

El precio de uno de sus originales oscila entre los 3000 y los 5000 euros. Lola Catalá los ha cedido para exhibirlos, pero si no se venden, mejor, porque son su colección particular, casi como sus niños. Pero en esta exposición existe la posibilidad de adquirír su obra gráfica, piezas que van desde los 50 u 80 euros hasta los 200, reproducciones de altísima calidad de sus originales, seriados y numerados y firmados por la artista, que son una inversión y no duelen tanto al bolsillo.

Crearium está en la calle Barón de Eroles, 38, en Monzón. Es posible que durante los días de fiestas tengan un horario reducido. La exposición está previsto que acabe el día 26 pero si hay una afluencia de público notable es posible que se prorrogue unos días más.


0
0
0
s2sdefault