catapeque

En el Centro Cultural y Juvenil de Binéfar se inició ayer un curso de cata de vinos que pretende ser una introducción a la cultura vitivinícola y a descubrir las notas de cata y los bouquets de las diferentes variedades de vino que nos podemos ir encontrando. Organizado por Territorio Cultural y con la colaboración y patrocinio de Bodegas Enate, el curso utiliza diferentes caldos de estos viñedos del Somontano para ejemplificar las diferentes variables a tener en cuenta en cada cata.

La enóloga Begoña Roca acompaña a los alumnos a través de un doble viaje: el viaje del conocimiento a través de las diferentes técnicas utilizadas para crear cada una de las variedades de Enate y el viaje de los sentidos, acompañando a los alumnos a través de las diferentes catas, ayudándoles a encontrar esos aromas, colores y sabores que definirán posteriormente el conocimiento y la apreciación por parte de los alumnos de los diferentes tipos de vino, de su elaboración y de su posterior resultado final. En la primera jornada se centraron en la cata de tres vinos blancos: el Chardonnay 234 de 2012, un vino joven que ha recolectado premios en todo el mundo desde la cosecha de 2004; el Gewürstraminer de 2012, una explosión floral y especiada en la boca; y el especial Chardonnay fermentado en barrica 2010, otro multipremiado caldo de Enate que es un delicado equilibrio entre el poder afrutado del chardonnay y la suavidad que le otorga el fermento en barrica y la técnica del batônnage quincenal. Para poder apreciar mejor la calidad, Begoña Roca también les trajo una botella de un blanco que, por algún motivo, no estaba en buenas condiciones, así podían apreciar mejor los fallos en un vino con problemas y también contrastar con la excelencia de los vinos que se habían catado.

chardonnaybarrica

La educación en el vino, el refinamiento en la nariz y en la lengua, aprender a discernir los aromas y los gustos ocultos por otros aún más potentes, son temas que no se consiguen de la noche a la mañana. Es evidente que se necesitan muchas horas de prácticas, de búsqueda, de catas y de compartir con otras personas más expertas las propias experiencias. Es por ello que es tan importante poder disfrutar de cursos como éste, en el que una experta enóloga nos ayudará a transitar caminos que ella ya conoce, que nos explica el cómo y el porqué de cada color, de cada textura, de cada bouquet y que nos va formando poco a poco, sin que nos demos cuenta, y así ir llenando nuestro zurrón de experiencia. Para algunos alumnos será un simple divertimento, para otros reforzar aspectos que ya han ido aprendiendo a lo largo del tiempo, y para otros el principio de un largo camino de catas y aprendizaje.

El curso consta de un total de tres sesiones. Las otras dos se celebrarán los lunes 17 y 24 de junio.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia