Crónica de la salida geológica por Camporrells con los amigos de la asociación promotora del futuro Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza

El pasado sábado 5 de septiembre, a las 8:30 h, en la Plaça de la Cruz, Pepito Guillén, alcalde de la población dio la bienvenida al heterogéneo grupo de caminantes dispuestos a conocer de la mano del Dr. Mata la diversidad geológica de Camporells. El alcalde como anfitrión, junto a Fernando Marqués concejal de la Cha en Camporrells y A. Carlos García, concejal del Ayuntamiento de Binéfar y Vicepresidente de La Comarca de La Litera nos acompañó durante todo el recorrido.

Salimos un grupo de 30 personas, mascarillas y gel en las mochilas, a descubrir algunos elementos geológicos y mineros por los alrededores de la población de Camporrells, cuyo Ayuntamiento fue uno de los pioneros e impulsores del futuro Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza.
En primer lugar, nos dirigimos hacia las afueras del pueblo dirección a Saganta. A la altura de la báscula municipal, llegamos a la antigua cantera de tosca, toba o travertino, en el poljé de Saganta a Camporrells.antigua cantera de toscaAntigua cantera de tosca en el poljé Saganta-Camporells

Seguimos hacia el “Molí del Mig" también llamado “Molí del Cap”, donde se molía el caolín, y frente a el observamos la antigua fábrica de porcelana.fabrica caolin2 modificadaAntigua fábrica de caolín

Descendimos por el barranco del río Pedriza llamado “Lo Barranc Fondo”, un magnífico paraje con un micro clima muy singular donde observamos cangrejos de río autóctonos, distintas plantas no propias del territorio, como la cola de caballo, una de las especies más antiguas de la tierra que aún existen desde el Carbonífero, aproximadamente de unos 400 millones de años de antigüedad, concretamente dos especies de "equisetum", una de ellas muy conocida por sus propiedades medicinales. Pudimos comprobar como en la actualidad se sigue produciendo en los saltos de agua el travertinos o tosca debido a la gran cantidad de carbonato cálcico que contienen sus aguas.

A la salida del barranco paramos ante el antiguo Balneario de Camporrells de aguas de sulfato-cálcico, que emergen a 15° C cuyo caudal en su momento era de 30.000 l/día. Seguimos el camino hacia las afueras del pueblo, dirección Nachá, en la última curva cerrada hicimos otra parada para observar un afloramiento sobre ofitas de la aerinita  – la 

Salto de agua en el barranco

piedra azul con las que se pintaron las iglesias románicas en el Valle de Taull – y allí mismo pudimos comprobar como se utilizaba la tosca para construir los muros de los patios.balneario antiguo modificadoFoto aérea del antiguo balneario de Camporrells

Nos desviamos a la izquierda hacia un camino que nos llevó a un yacimiento de ofitas o “negrell”, situado en una zona emboscada al lado de una gran finca de cultivo donde antiguamente hubo una mina de caolín. Continuamos el camino y seguimos viendo afloramientos de ofitas meteorizadas y vetas de caolín. Ya a mitad de recorrido encaramos de nuevo hacia el pueblo, pudimos ver más tapias de las eras o de los márgenes del camino, hechas primero de ofitas y más adelante de tosca. Pocos minutos después llegamos al “Molí d’Abaix”, antiguo molino harinero conservado en muy buen estado, en el que su propietario el Sr. Manel nos recibió para poder visitarlo. Maria Pilar Anglada (Cuca) nos explicó al detalle el funcionamiento del molino y sus mecanismos, una verdadera joya magníficamente conservada. mecanismo molino modificado copyMecanismo del molino

Entramos a Camporrells por la calle de la Rueda adentrándonos en el casco medieval en dirección a la Plaza de la Iglesia, cuyo magnífico templo fue construida casi por completo (salvo la parte alta del campanario) con sillares de tosca o travertino que además de belleza le confieren una perfecta sonoridad. Dedicada a San Pedro Apóstol, consta de tres naves y fue reedificado al lado de otro templo románico en 1768.iglesia para publicarIglesia de San Pedro Apostol

A continuación, nos dirigimos a un pequeño monte coronado en lejanas épocas por el castillo de la población donde se alza la Ermita de “Sant Miquel”, edificación del siglo XII realizada también en tosca, donde se encuentra actualmente el cementerio. Descendimos al lugar de partida, finalizando la salida geológica.

Durante el recorrido fueron muchas las expresiones de sorpresa, tanto en los vecinos del pueblo que nos acompañaron como en los foráneos por el placer de conocer el rico patrimonio geológico de Camporells en boca del Dr. Mata.dr mata publicarDr. J. María Mata

Este es uno de los objetivos principales de estas salidas geológicas.

Nos volvemos a ver muy pronto.


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020