Setenta y cinco alumnos de los institutos de Tamarite de Litera y Binéfar comenzaron ayer la EBAU en el IES Sierra de San Quilez de Binéfar

En circustancias normales la prueba de acceso a la universidad se realizaba en Barbastro en la sede de la UNED. Allí acudían los alumnos de Fraga, Binéfar, Tamarite y Mónzón pero las circunstancias derivadas de la crisis del COVID19 han obligado a la creación de subsedes y en el caso de los alumnos de La Litera ha sido el IES San Quilez quien acoge la realización de estas pruebas.

Para la realización de la prueba se han tomado las medidas que marca el protocolo del Salud en cuanto a distancia y uso de mascarillas que es obligatorio durante el exámen. Durante los tres días que dura la prueba los estudiantes ocuparán siempre la misma aula y la misma mesa. Al terminar las pruebas deben abandonar inmediatamente el aula después de lavarse las manos con gel hidroalcohólico.

Ayer a la salida de la primera prueba tuvimos ocasión de hablar con alguno de ellos. Como resumen podemos decir que aunque estaban un poco nerviosos salieron contentos porque el examén de Lengua había sido incluso más fácil de lo que esperaban. Preguntados por las circunstancias especiales de este año valoraban el no tener que madrugar tanto y la comodidad de haberlo hecho en el mismo centro, aunque el uso de la mascarilla les resultaba agobiante. Destacaban la presión sufrida primero por el confinamiento y después por el miedo a contraer el virus que les hubiera impedido la realización de las pruebas. Respecto a la actitud de los profesores durante este mes de retraso había opiniones para todos los gustos; algunos destacaban el esfuerzo y la ayuda recibida y otros se consideraban abandonados por no haber recibido unas directrices claras. 

La EBAU acaba mañana con el exámen de las asignaturas optativas. Los resultados se conocerán el próximo día 21.

 

 

 


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020