Los tamaritanos han aportado 25 kilos más de alimentos a esta campaña, que da un libro del fondo bibliotecario por cada kilo de productos entregado

Representantes de Cáritas Parroquial y Cruz Roja Tamarite recibieron ayer un total de 450 kilos de alimentos no perecederos, que harán llegar a aquellas familias que necesiten ayuda básica, producto de la campaña solidaria que por sexto año consecutivo ha desarrollado la Biblioteca Pública Municipal de Tamarite de Litera, que intercambia un libro por un kilo de comida.

La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Tamarite de Litera, Elena Viu, y la concejal de Biblioteca, Paula Latorre, fueron las encargadas de hacer la entrega de los lotes a los representantes de Cáritas, el párroco Raúl Rodríguez, y de Cruz Roja, Ignacio Martí, que agradecieron la generosidad de los tamaritanos, que cada año acuden a esta llamada. Paula Latorre valoró muy positivamente la buena disposición de los ciudadanos hacia esta campaña y dio las gracias “tanto por la solidaridad mostrada por los tamaritanos, que han colaborado con 25 kilos más de alimentos que en 2018, como por la colaboración de Pili Puso (bibliotecaria)”, añadió que “lo recogido es entregado a dos entidades que lo repartirán entre personas que necesitan cubrir primeras necesidades y que residen en nuestra zona de influencia”.

Los alimentos donados por el público se reparten en forma de lotes, que hacen las citadas ONG, entre decenas de familias que, a través de los Servicios Sociales, se sabe precisan de ayuda básica. Se trata de productos de primera necesidad, como leche –producto del que ese año se han recogido 97 litros-, harina, aceite, galletas, pasta, conservas, legumbres y similares.

Pili Puso, que coordina esta campaña, resaltó la alta implicación que mantienen los ciudadanos con esta campaña, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez hay más peticiones de este tipo por otras entidades. Por su parte, Ignacio Martí explicó que Cruz Roja de Tamarite de Litera atiende a 47 familias, a las que reparte alimentos tres veces al año –procedentes de fondos europeos-, “siempre en contacto con los Servicios Sociales de la Comarca de la Litera”, puntualizó. Desde Cáritas Parroquial también se atienden a 18 o 19 familias, a las que cada quince días se les proporciona un lote de alimentos, sobre todo leche.


0
0
0
s2sdefault