Navidad sin estereotipos

Navidad es tiempo de regalos, de afinar, preocuparnos y pensar qué será "eso" que haga más ilusión a la otra persona. Tanto si eres grande como pequeño, abrir un regalo es algo especial. Un regalo es mucho más que el objeto en sí, es una muestra de afecto, una forma de decir que alguien te importa y, normalmente, regalamos lo que creemos que la otra persona se merece, algo que encaja con lo que ella es. Un regalo siempre lleva un “algo más” que muchas veces no vemos. Desde el Colectivo Feminista de la Litera queremos visualizar esto, queremos que cuando vayas a comprar un regalo pienses en ese “algo más” que vas a decir con tu regalo. Ese algo más puede estar diciendo a tu madre que solo sirve para limpiar o cocinar, a tu hermana pequeña que sólo puede ser princesa y que necesita la relación con un hombre para vivir plenamente, a tu sobrina que importa más el físico que la mente o a tu primo que mostrar sentimientos está mal. En cada electrodoméstico para mamá, en cada muñeca para ella y superhéroe para él, en cada cosa que dejas de comprar porque “es rosa y es un niño” se esconde ese algo más que limita las múltiples facetas que cada persona podemos llegar a ser. Así, que si vas a comprar, no te guíes por las características que no se basan en nada real, piensa: ¿qué significa que algo sea de niña/o? ¿acaso los colores tienen género?

Recuerda que los niños y las niñas aprenden jugando, el juego es libre, es espontáneo y por lo tanto no hay juguetes propios de unos ni de otros. Recuerda también que según la forma en que los niños y las niñas vean la realidad ahora determinará cómo se comportarán en el futuro, por lo tanto, evita los juguetes, juegos y videojuegos que reproduzcan lo peor nuestra sociedad: la violencia, el sexismo, el racismo y la homofobia. Aprovecha tu regalo para promover los buenos valores entre los más pequeños: la solidaridad, la ayuda, la creatividad y los pensamientos positivos.

Y no pienses que esto es sólo cosa de la infancia, todo regalo transmite un valor, por lo tanto, piensa ¿es una lavadora la mejor forma de decirle “te quiero” a tu mujer?... No importa la edad para revisar ese “algo más” que transmitimos.

Está en tus manos hacer de la Navidad un espacio agradable para todas las personas, donde no haya lugar para los estereotipos que limitan tanto a hombres como a mujeres en nuestras vidas.


0
0
0
s2sdefault

Últimas noticias