Jaime Salas y Miguela Monfort han han regentado el bar del local social de Esplús durante más de catorce años

Este fue el aplaudido pregón, donde sus protagonistas quisieron recordar especialmente a Eduardo Lalana.

Buenas noches Esplús,

Primero de todo os queremos decir, que es un honor para nosotros que nuestro ayuntamiento nos haya elegido como pregoneros de estas maravillosas fiestas, y desde aquí, les queremos dar las gracias por la oportunidad que nos han brindado. Jamás lo olvidaremos.
Cuando Tania nos lo comunico, nos hizo mucha ilusión y la vez nos entró un hormigueo en el estomago, porque nunca habíamos imaginado estar aquí arriba dirigiéndonos a todos vosotros. Es un gran privilegio.

Como todos sabéis, durante más de 14 años hemos estado detrás de esta barra, no ha sido un trabajo fácil, pero siempre hemos intentado hacer las cosas de la mejor manera posible, desde el respeto y con una gran ilusión.
Durante todo este tiempo, ha habido momentos buenos, momentos no tan buenos y momentos fantásticos, que son con los que nos tenemos que quedar. Siempre quedaran en nuestro recuerdo esos buenos momentos que hemos pasado juntos, desde un simple café con una buena “charrada” a esas fiestas más alocadas que tenemos año a año, como carnavales, noche viejas, fiestas de invierno y sobre todo estas increíbles fiestas que tenemos en agosto.
Nunca nos podremos olvidar de las risas que nos habéis hecho pasar en familia detrás de la barra y las miles de anécdotas que nos habéis hecho vivir y que creemos oportuno recordar algunas… Rondas de chupitos inacabables, cuando todo se empezaba a descontrolar a partir de las 4h de la mañana y no había ni Dios que os mandara para casa o esos almuerzos mañaneros llenos de risas, donde más de uno se prestaba para ayudar a Miguela ha hacer unos huevos fritos dentro de la cocina.
También tenemos que dar las gracias a nuestros hijos, que nos han apoyado y ayudado siempre y que les ha tocado vivir unas fiestas diferentes desde que eran jóvenes, aunque no se debían cansar mucho porque cuando cerraban el bar tampoco se iban para casa. Agradecer a todas aquellas personas que durante 14 años han trabajado con nosotros en el bar en un momento u otro.
Por otro lado, también queremos dar las gracias a todas aquellas personas, familias, grupos de amigos, cuadrillas, amigos de Fleurance, que siempre habéis confiado en nosotros.
Una mención especial queremos hacer al ayuntamiento, ahora con Tania a la cabeza, por todo el apoyo recibido durante todos estos años, y nunca nos podremos olvidar de esa gran persona que nos dejo, pero que fue el primero en apostar por nosotros desde el primer día, prestándonos todo su apoyo. Estoy segura que todos lo llevamos en nuestro recuerdo, así que muchas gracias por todo lo que hiciste por nosotros EDUARDO LALANA. siempre te estaremos agradecidos. 
Para acabar, os queremos dar las gracias a todos, desde los niños a nuestros mayores, por ese cariño que hemos recibido día a día, nos sentimos unos privilegiados y orgullosos de pertenecer a este pueblo, orgullosos de ser Esplusenses.
Ahora nos toca a nosotros disfrutar de unas fiestas al lado vuestro, pero al otro lado de la barra y también queremos darles mucha fuerza y ánimos a Adrian, Mikaela y a toda su familia para estos días tan intensos que les esperan.
Y como todos tenemos ganas de seguir con las fiestas y que José encienda el chupinazo, os deseamos que paséis unas fiestas increíbles rodeados de amigos y familia. Siempre os estaremos agradecidos.

VIVA ESPLÚS!!
VIVA SUS GENTES!!
Y VIVA LAS FIESTAS!!

Muchas gracias!


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros