Jesús Colás y Pepita Aldabó fueron de los primeros colonos y han regentado hasta su jubilación el bar y la tienda de Vencillón

Jesús Colás basó su pregón de fiestas en sus propios recuerdos de la época en que llegaron el y su familia como colonos a Vencillón hace más de 50 años cuando el gobierno de Franco decidió efectuar una reforma tanto social como económica del campo español después de la devastación de la Guerra Civil.

Estas fueron sus palabras:

Recordando cuando yo y mi famila llegamos, con nosotros lo hicieron muchas familias. Veníamos por una concesión que nos hizo el Instituto Nacional de Colonización, en realidad tengo que decir que -nosotros no colonizamos nada-. Aquí en estas tierras desde mucho tiempo antes había vivido gente, como está demostrado en numerosos documentos. Aquí ya residían varias familias: la familia Carreras que fue nuestro primer alcalde, la famila Salabert, la familia Senar, la familia Dalmau, la familia Castillón, la familia Allué y la familia Escartín. Quiero tener un recuerdo para ellos ( aplausos). Llegamos los nuevos y lo hicimos cargados de esperanza, teníamos ganas de trabajar, queríamos hacer las cosas bien. Entre los que estaban y los que llegamos comenzó a funcionar el pueblo, después llegaron más familias. Con opiniones muy distintas y procedencias muy distintas pusimos buena voluntad y el pueblo siguió adelante y pospreró hasta llegar al pueblo que es ahora, del cual todos nos sentimos orgullosos.

La lista de las personas que llegamos es muy larga y siempre me dejaría alguien por nombrar y eso seria un error. Voy a proponer que todos pensemos en los más próximos y en todos los que podamos de entre nuestros vecinos.( aplausos).  Una de las primeras personas que conocí era al que en aquel momento era nuestro alcalde Santiago Carreras; el hizo por mi y mi familia y me consta que por todos los que llegamos todo lo necesario. Yo guardo un buen recuerdo suyo. Unos años más tarde yo lo sustituí en el cargo, acompañado de compañeros y amigos, Francisco Cosconera y Manuel Arnaldit. Los tres formabamos parte del Ayuntamiento de Esplús. Nuestras competencias eran muy escasas y nuestro presupuesto todavía más, ese fue uno de los motivos que nos hizo plantear una segregación. Iniciamos el camino. Los que éramos optimistas pensábamos que era muy difícil y los no tan optimistas, pensaron que era imposible. Pero lo conseguimos. Esto significó un antes y un después en la vida de Vencillón. Considero que después de su fundación, la segregación fue el acontecimiento más importante. No quiero ahondar mucho en este tema porque no sería relevante. solo quiero hacer dos observaciones:  nada hubiera sido posible sin el consentimiento del ayuntamiento de Esplús presidido entonces por Jose Antonio Susín. Con mis compañeros Manolo y Francisco iniciamos el camino de la segregación, abrimos el expediente y lo llevamos hasta donde pudímos. El mérito hay que reconocerselo a los que lo consiguieron, nuestro actual alcalde Ramón Capel y sus concejales.

Mi paso por este ayuntamiento como alcalde ha querido ser de servicio al pueblo y asi me lo habeis reconocido hoy a mi a mi hijos y mi mujer Pepita, que está aquí conmigo. Nosotros os queremos como nuestra familia. Bueno, estamos aquí por las fiestas. Si nos destacamos por haber superado adversidades por nuestro afán luchador por nuestra unidad , también nos destacamos por saber hacer fiestas. Me gusta mucho el programa de fiestas de este año, me gustan mucho la portada y las contraportadas por los trabajos de Julia, Vera y Paula ( autoras de las portadas y contraportadas) y también por la crónica que ha escrito Elsa Ascaso ( en referencia al escrito sobre la tolerancia que se incluía en el progrma de fiestas) y con la que yo comparto todo lo que escribe.

(En tono jocoso) La reina y yo. Perdón la reina y y, no. Esto es lo que pasa por dejar hacer el pregón a un hombre de setenta y muchos. Vuelvo a empezar. Mi mujer Pepita y yo y mi familia deseamos a todos los vecinos y visitantes unas buenas fiestas.

Un grito bien fuerte, para que nos oigan por lo menos desde San Miguel.

El alcalde Ramón Capel, le entrega una placa conmorativa por su servicio durante tantos años a Vencillón.

Larga y féliz vida a ellos y a todo el pueblo de Vencillón.

 


0
0
0
s2sdefault

Últimas noticias