La Guardia Civil de Camporrells y Binéfar fueron los primeros en llegar hasta el lugar del incendio 

Sobre las 19’10 horas del día 23 de junio, una patrulla de la Guardia Civil con agentes de Camporrells y Binéfar observaron una gran columna de humo, por lo que inmediatamente se acercaron al lugar, una vez localizaron el lugar donde salía el humo pudieron observar que se trataba de un incendio a escasos 10 metros de una vivienda, solicitando a través de la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca la presencia de bomberos.

Tras comprobar que no había personas en la vivienda, ya que el fuego estaba comenzando a afectar a la vivienda por la parte del corral, y existiendo un denso humo en ese lugar, los agentes decidieron entrar al corral para liberar a dos perros que había en su interior e intentar sacar los tres vehículos allí estacionados, con el fin de que los daños materiales fueran los menos posibles y evitar el riesgo que suponía que los vehículos se incendiaran y pudieran llegar a explotar.

Se personaron en el lugar en ese momento dos personas que eran los propietarios de la vivienda, solicitándole las llaves de los vehículos, consiguiendo sacar uno de ellos rápidamente, resultando que el otro no arrancaba, por lo que los agentes tuvieron que extraerlo del lugar empujándolo, no pudiendo hacer nada por el tercer vehículo ya que había sido afectado por las llamas.

En un descuido de los agentes, uno de los propietarios se introdujo en la vivienda y subió al primer piso, saliendo tras ella un agente para sacarla del lugar, encontrándose ya un lateral de la casa en llamas y habiendo en el interior un denso humo que dificultaba la visión y la respiración, quedándose el otro componente de la patrulla con el otro propietario para evitar que entrase en la vivienda.

Una vez se sacó de la vivienda a la mujer con varias jaulas de pájaros, el otro propietario salió corriendo hacia el corral, donde ya habían explotado las ruedas del vehículo que no pudo sacarse, teniendo que entrar los agentes a por esta persona y utilizar la fuerza mínima imprescindible para sacarlo del lugar, dado el grado de alteración en el que se encontraba, todo ello debido al shock que le producía ver en llamas su vivienda.

Tras esto llegaron al lugar más efectivos de Guardia Civil y Bomberos del Cinca Medio, pero al existir dos focos, el que afectaba a la vivienda propiamente y otro que se aproximaba a una nave, se solicitó apoyo de los bomberos de Almacellas, consiguiendo controlar ambos incendios, quedando la vivienda muy afectada por el fuego.

En las labores de prevención de seguridad de las personas y bienes intervinieron, además de agentes de la Guardia Civil de Camporrells y Binéfar, Guardias Civiles de los Puestos de Barbastro y Tamarite de Litera, así como una patrulla de Tráfico de Binéfar que tuvo que realizar labores de regulación del tráfico en la N-240, a la altura del km. 121 que se vio afectada por la gran cantidad de humo que provocó el incendio de la vivienda y el vehículo, y en la extinción de los fuegos participaron bomberos del Cinca Medio, Almacellas, 2 forestales y 8 brigadistas.

Al lugar acudieron dos ambulancias que tuvieron que atender tanto a los Guardias Civiles que actuaron en primer lugar por problemas oculares, como a dos bomberos que se vieron afectados por el denso humo existente en la vivienda.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros