Los grandes debates televisados ya han conseguido pasar otro umbral en esta campaña: ofrecernos un discurso racista en horario de máxima audiencia sin que tenga la respuesta que se merece. Tanta discusión en los últimos meses sobre si algunos partidos o medios de comunicación estaban blanqueando el discurso de la ultraderecha para que al final resulte que es uno de los episodios considerados importantes en la llamada 'fiesta de la democracia' el que realiza la misma misión de forma mucho más efectiva.

. . . fue un aperitivo de lo que ocurrirá . . . en el Congreso con . . . la nueva legislatura . . .

En Italia, los sondeos de Ipos indicaban en 2014 que sólo el 3% de los ciudadanos creía que la inmigración era un problema grave. Tres años después, esa cifra había subido al 35% por toda una serie de razones, incluida la falta de un discurso político que hiciera frente a las ideas xenófobas. Cuatro años después, Matteo Salvini llegaba al Gobierno. Cinco años después, su partido, la Liga, se prepara para ser el más votado en las elecciones europeas de mayo.

Iñigo Sáenz de Ugarte: «El discurso racista entra en las pantallas, las campañas y las instituciones», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 20 mayo 2019 (extr. La Litera información)


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros