Semana actual en la que el tiempo ha sido estable y con predominio de cielos despejados en las que las temperaturas, especialmente los valores máximos se han ido recuperando después del bajón registrado el pasado viernes en el que, por lo general, se quedaron por debajo de los 20ºC.

Apunto de que llegue el fin de semana, el panorama meteorológico será parecido al anterior y de nuevo se presenta un viernes un tanto movido.

VIERNES

Así pues, esta próxima noche (jueves al viernes), las nubes irán ganando terreno y puede empezar a precipitar a partir de las 5:00 h aproximadamente. Lluvia que podrá ser persistente y en forma de tormenta a lo largo de prácticamente toda la mañana de este viernes hasta el mediodía. Después, la situación puede mejorar de forma transitoria hasta entrada ya media tarde, en las que las precipitaciones podrían reaparecer, aunque en esta ocasión de forma más irregular y puntual. La AEMET tiene activado el aviso de nivel amarillo por acumulación de lluvia de hasta 20 mm en una hora desde las 0 hasta las 20 horas de este viernes día 24. Los modelos de previsión dan registros comprendidos entre los 20 y los 38 mm en La Litera, así lo indica el modelo AROME (uno de los que utilizo en la confección y elaboración de previsiones a corto plazo).

19 05 23 aviso19 05 23 arome

 

Temperaturas máximas frenadas  alrededor de los 20ºC, algo menos en zonas de la Litera Alta. Sin cambios, en los valores mínimos.

Vientos débiles, salvo en los momentos de tormenta.

 

SÁBADO

Ambiente mucho más tranquilo, con posible formación de nieblas matutinas en las zonas más llanas de la comarca a consecuencia de las precipitaciones registradas el día anterior. No se descarta algún chubasco residual de tarde. Temperaturas mínimas sin apenas cambios y máximos en ascenso. Viento débiles de componente O.

DOMINGO

Día estable y soleado. Las temperaturas mínimas descienden 1 -2 ºC, mientras que las máximas continúan recuperándose respecto a jornadas anteriores. Vientos débiles de componente N-NE.

 


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia