Un Agente de la Guardia Civil de Monzón observó a una mujer conduciendo por la localidad que parecía no encontrarse bien

Sobre las 09’15 horas del día 16 de mayo, un Guardia Civil de Monzón que se encontraba de servicio en las proximidades de los Juzgados de esa localidad, observó a una mujer circulando con su vehículo y que parecía pudiera estar sufriendo algún tipo de enfermedad súbita.

Ante la posibilidad de que la conductora tuviese algún problema de salud grave decidió seguirla, para poder prestarle auxilio en caso necesario.
Segundos más tarde dio con el vehículo parado y con la ocupante medio desvanecida apoyada en la puerta del conductor, por lo que apresuradamente llegó hasta ella, observando que no podía respirar y estaba semiinconsciente. Ante la gravedad de la situación el agente cogió a la mujer a cuestas ya que no podía caminar y la llevó a pie hasta el Centro de Salud de Monzón que se encontraba en las inmediaciones, a donde llegó respirando con mucha dificultad.

El Guardia Civil viendo que cada vez respiraba con mayor dificultad solicitó presencia médica de forma urgente, siendo asistida por un facultativo, si bien se desconocía el tipo de patología que podría estar sufriendo y al no estar identificada tampoco podían localizar su historial médico, no pudiendo la mujer explicar lo que le sucedía debido a la gravedad de su estado.
Ante la imposibilidad de obtener datos directamente de la mujer, el Guardia Civil se dirigió al vehículo y localizó en el mismo documentación, con la que se pudo obtener su identidad, concluyendo los facultativos que estaba sufriendo un shock anafiláctico, realizándole el tratamiento necesario para estabilizarla y salvando así su vida.


0
0
0
s2sdefault
Altorricon, fiesta mayor 2019

Con voz propia

Castillonroy fiesta mayor 2019