David Alonso Plana es licenciado en Geografía y Ordenación Territorial. Encabezó hace cuatro años la lista municipal del PSOE en Altorricón como independiente. En aquellos momentos su única experiencia a nivel municipal había sido la presidencia de la asociación juvenil “Altorricó en Marcha” durante tres años y medio.

En mayo de 2015, 482 votos, mayoría absoluta, le convierten a sus veintisiete años en alcalde de Altorricón, el más joven de su historia reciente. Cuatro años después, con casi el cien por cien del programa electoral cumplido y todas las posiblididades de ser reelegido, decide no formar parte de la lista y abandona la política.

– ¿Ha sido fácil tomar la decisión de alejarte de la gestión municipal?

–  No. No ha sido nada fácil. Me ha costado mucho. Lo saben bien mis compañeros de candidatura. Cuando decidí presentarme es porque me gusta hacer cosas por el pueblo, no tengo aspiraciones políticas, no quiero estar ni en comarca, ni en diputación, quiero trabajar para el pueblo. Quiero que los pueblos se mantengan vivos y la única manera de hacerlo es que la gente joven se implique en su día a día. Altorricón es uno de los pueblos donde esto pasa más. La gente se queda a vivir y a trabajar, la mayoría continúan las actividades agrícolas y ganaderas al igual que lo hicieron sus padres. He de decir que me siento muy orgulloso de los jóvenes porque luchan día a día por su pueblo. Cuatro años son muy pocos. Muchos de los proyectos no pueden realizarse por mucho que quieras; aunque he de decir que la mayoría del programa se ha cumplido. Hemos hecho muchas más cosas de las que llevábamos, aunque alguna también se ha quedado en el camino.

–  ¿No te hubiera gustado formar parte de la lista, aunque no fueras de primero?

–  No. Soy consciente de que la gente no lo entenderá; sé perfectamente que mi nivel de implicación hubiera sido cien por cien, igual que el primer día y ahora necesito centrarme en lo personal.
En estos cuatro años he pasado ocho horas en la alcaldía y trabajando en Correos por las noches, no he tenido tiempo para mi.

– ¿Crees que puede influenciar tu marcha en el resultado de las elecciones del 26 de mayo?

–  No tiene porque. La gente ya sabe como ha trabajado el equipo; todos nos equivocamos, podemos haber hecho cosas que no les han gustado a todos, pero es innegable que tanto yo como el resto de concejales hemos trabajado estos cuatro años sin parar. Esto la gente lo ve y el trabajo es la mejor arma. Cuando se gobierna, se gobierna para todos, no solo para los que te han votado.
Hay que tener mucha mano izquierda, saber leer y valorar todas las propuestas. A veces algunas parecen inviables pero tienes que estudiar si de alguna manera puede llevarse a cabo. La gente a veces no entiende cuando les dices que no, y debes explicárselo, se lo tienes que razonar. De hecho pienso que todos deberíamos pasar alguna vez por el gobierno municipal y estos cuatro años que he pasado en el ayuntamiento todavía me lo han reafirmado más. La gente desconoce la mecánica municipal. Me he dado cuenta que la administración es mucho más lenta de lo que imaginaba, cada vez hay más trámites, más normativas, y nuestro trabajo es intentar facilitar el día día de los vecinos, todo y que a veces cuesta explicarlo, pero al final la gente lo entiende.
El trabajo municipal no solo es trabajo, es la responsabilidad que adquieres cuando gobiernas, tanto para el alcalde como para los concejales, porque cada día puedes aprobar y firmar cosas en un pleno que te pueden comprometer en un futuro y pueden ser decisivas para la población.
Todas las decisiones que se han tomado durante estos cuatro años, han sido muy meditadas y siempre por el bien de Altorricón; nunca hemos actuado por intereses personales, sino por lo que era lo mejor para el pueblo.

–  ¿Cuál va a ser tu vida a partir de ahora?

–  Tengo un trabajo temporal. Estoy haciendo sustituciones en el turno de noche en Correos y necesito un trabajo estable. Voy a dedicarme a preparar oposiciones. Cuando decides presentarte a alcalde tienes que pensar a cuatro años vista, no es algo temporal. He reflexionado mucho sobre como me voy a ver dentro de cuatro años. Ahora tengo treinta y un años, si decido presentarme y salgo elegido, cuando acabe la segunda legislatura con treinta y cinco  estaré igual que al principio, sin trabajo estable y con un futuro incierto. Sé que durante un tiempo lo voy a pasar mal. A mi me gusta trabajar por mi pueblo, lo llevo dentro. Seguramente alguien podrá pensar que es una decisión egoísta, pero no tengo la vida solucionada.

–  ¿Piensas volver algún día?

–  Cuando las gentes de Altorricón han sabido dejo la alcaldia, me paran por la calle, se sorprenden de mi decisión y me animan a continuar. También recibo criticas a mi gestión, pero en general me siento querido y sobre todo valorado. No descarto retomar la gestión municipal. A mí, me gusta. Soy un servidor del pueblo. Siempre me he puesto a la misma altura que todos los habitantes de Altorricón, nunca me he creído superior a nadie.

 


0
0
0
s2sdefault
Anna Pallarés- 1er anunci