Un 75% de las mujeres aboga por una Justicia con perspectiva de género

En el marco de las I Jornadas Internacionales Feministas de Zaragoza, organizadas por el Ayuntamiento de la capital aragonesa y la revista CTXT se ha presentado el barómetro elaborado por la empresa 40dB que aborda la cuestión ‘El feminismo en España, ¿burbuja o realidad?’. Belén Barreiro, directora de 40dB y expresidenta del CIS, ha presentado los datos y conclusiones de este informe, que analiza la posición de la sociedad española en los asuntos tocantes al feminismo y la actual situación de la mujer en distintos ámbitos y contextos.

 

Principales datos:

Un 58% de las mujeres y un 46% de los hombres se declaran feministas, aunque solo milita el 1,2% de la población. Mayorías abrumadoras reclaman cambios legislativos para garantizar la igualdad salarial e incorporar la perspectiva de género a la Justicia. Una de cada cuatro mujeres afirma haber sido agredida, pero solo el 8% lo denunció. · El 11,5% es partidario de abolir la prostitución y el 60,4% de legalizarla. Los jóvenes de entre 18 y 24 años y los mayores de 55 años son más partidarios de utilizar el lenguaje inclusivo.

Análisis pormenorizado:

El feminismo no es una burbuja, sino una realidad. El 52% de la ciudadanía se siente ya feminista. Entre los hombres, hay menos consenso pero casi la mitad de ellos se considera feminista.

Pocos niegan la desigualdad. El 82% de los/las españoles/as cree que en este país existe desigualdad entre mujeres y hombres con respecto a sus derechos sociales, políticos y/o económicos. Únicamente el 6% se muestra en desacuerdo con esta afirmación.

Brecha salarial. El 78,3% de la población piensa que las mujeres reciben un salario menor por realizar el mismo trabajo que los hombres. El 90% de los ciudadanos reclama que se fije por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Menos sexo para ellas. En la práctica del sexo, la sociedad es machista. Nueve de cada diez personas creen que se critica más a una mujer con una vida sexual activa que a un hombre.

Violencias, acoso, miedo. Una de cada cuatro mujeres ha sido agredida física y/o sexualmente por un hombre. De ellas, solo el 8% se atrevió a denunciarlo. El 63,5% de las mujeres se han sentido acosadas física o psicológica al menos alguna vez por un hombre.

Amplio deseo de cambios legislativos. El 75% de las mujeres y el 56% de los hombres desean que se introduzca la perspectiva de género en el código penal.

Machismo en casa. El 34% de las mujeres califica a su padre de machista y también lo hace el 21,9% de los hombres, pero solo el 15% considera que su pareja (hombre) es machista. El 60% de las mujeres lleva la mayor parte de la carga de tareas del hogar por el mero hecho de ser mujer.

Techo incómodo. 3 de cada 4 mujeres creen que los hombres se sienten incómodos teniendo a una mujer como jefa, pero solo 4 de cada 10 hombres reconocen que, efectivamente, es así.

Pornografía machista. El 77% de los/las entrevistados/as piensa que la mayor parte de la pornografía es machista. Pese a que esta opinión está más extendida entre las mujeres, siete de cada diez hombres también la comparte.

¿Qué hacer con la prostitución? El 11,5% es partidario de abolirla; el 60,4% prefiere regularla. Un 94,6% es partidario de que las administraciones públicas concedan a las prostitutas derechos, seguridad social y posibilidad de pagar impuestos.

Una primera conclusión del estudio es que el Gobierno tiene tarea por delante. Mayorías abrumadoras, por encima del 80%, creen necesario que se fije por ley la igualdad salarial entre hombres y mujeres, que los jueces reciban formación sobre igualdad para que no se dejen llevar por estereotipos o prejuicios machistas a la hora de dictar sus sentencias y que se equiparen los permisos de maternidad y paternidad haciéndolos intransferibles, de forma que ambos progenitores disfruten de 16 semanas de baja.

Además, más del 60% de los ciudadanos piensa que se debe introducir la perspectiva de género en el código penal, así como establecer una remuneración para el trabajo doméstico en el propio hogar y regular la prostitución para conceder derechos a las prostitutas.

Cambiar el lenguaje actual para hacerlo más inclusivo utilizando, por ejemplo, la palabra ‘el alumnado’ en lugar de ‘los alumnos’, recibe menos respaldo, aunque cuatro de cada diez entrevistados es partidario de esta medida, especialmente apoyada por los menores de 25 años.


0
0
0
s2smodern
Venta de parcelas en el polígono

Con voz propia