Entre los días 17 y 28 de septiembre se llevó a cabo la IV campaña de excavaciones en el yacimiento arqueológico de els Castellassos

Un año más, dicha intervención financiada por el Ayuntamiento de Tamarite de Litera, ha contado nuevamente con el apoyo del CELLIT en materia de conservación-restauración.

Un equipo formado por una decena de voluntarios procedentes de Zaragoza, Barcelona y Tamarite de Litera, bajo la dirección del Dr. Carles Padrós y la arqueóloga Núria Otero, se han encargado, un año más, de sacar a la luz nuevos datos de este interesante yacimiento. En esta campaña se han recuperado estructuras que aportan nuevos datos sobre la compartimentación interna del gran recinto fortificado de época andalusí, cuyos elementos más emblemáticos son dos grandes lienzos de muralla en los extremos oriental y occidental de la cima del cerro y sendas torres en los extremos noreste y suroeste.

En esta campaña los trabajos se han centrado en el entorno de la torre Suroeste, donde se han podido documentar estructuras pertenecientes a las distintas ocupaciones del enclave y que aportan información sobre la organización espacial de la cima del cerro. En lo que respecta a las construcciones de época islámica, cabe destacar que se detectaron tres posibles fases constructivas, posiblemente vinculadas a la necesidad de fortificar el cerro en momentos concretos de estrés bélico. Éstas habrían supuesto sucesivos aterrazamientos del promontorio y la construcción de distintos muros perimetrales y estructuras defensivas, asentándose sobre ellas la torre Suroeste, quedando finalmente amortizadas.

Del mismo modo, se han podido documentar restos de posibles estructuras de hábitat (parte de una habitación con un hogar) que podrían fecharse en un momento anterior a la construcción de las estructuras defensivas islámicas. Con los datos disponibles por el momento, previas a la realización del estudio de la cultura material recuperada, se considera que podrían corresponder al periodo íbero-romano.

En vista de los hallazgos reseñados anteriormente, se considera que este año se ha realizado un paso importante para comprender un yacimiento con una secuencia estratigráfica compleja. El trabajo de laboratorio, que se ha iniciado durante el mes de octubre, ha de permitir ampliar el conocimiento y afinar la cronología de las distintas fases de ocupacióndel yacimiento a partir de la cultura material recuperada. La dirección de las intervenciones se muestra optimista en relación a futuras campañas, que han de permitir avanzar en el conocimiento y la caracterización de las distintas ocupaciones de els Castellassos.


0
0
0
s2sdefault