Las dos localidades literanas son las elegidas para la instalación de nuevas industrias cárnicas

Cuando las obras de construcción del matadero Litera Meat, avanzan a buen ritmo después de los parones por falta de permisos, el empresario italiano Piero Pini comenzó a principios de mes los trabajos de explanación del matadero de cerdas madres que tiene previsto inaugurar durante el primer trimestre del 2019 en San Esteban de Litera, por otra parte ayer conocíamos la declaración de intereś autonómico del proyecto del secadero de jamones en Albelda que construirá también el Grupo Pini.

En San Esteban la inversión prevista es de 12 millones de euros y esta previsto que de trabajo a 50 personas en una primera fase, con la posibilidad de duplicarse el número. El matadero tiene previsto el sacrificio de 125 cerdas madres al día, aunque está dimensionado para llegar a 1.500. Además de la nave se construirá una balsa de almacenamiento de 10.000 metros cúbicos y se instalará una depuradora de aguas residuales de 450 metros cúbicos/día y una potabilizadora del mismo volumen de agua.

En Albelda, la inversión prevista para el secadero de jamones supera los 50 millones de euros y pueden llegar a generarse hasta 80 puestos de trabajo. La construcción de la nave de más de 45.000 metros cuadrados está prevista en el actual polígono industrial y la producción puede llegar a unos 3 millones de jamones al año. El comienzo de la obra está supeditado a la concesión de los permisos definitivos por parte del INAGA.

Con estas tres industrias, una inversión de cerca de 150 millones de euros y más de 1.700 puestos de trabajo, gran parte femeninos, el Grupo Pini se convierte en el principal motor de desarrollo de una comarca donde el paro estructural no existe.

 

 

 

 

 

 


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020