Pilarin Coll, nieta de Benito Coll Altabás," la telefonista" como se la conocía en Binefar, honró la memoria de un abuelo 

La familia Coll hizo entrega al Ayuntamiento de Binéfar, en el primer acto del Pórtico Cultural, para su custodia en el Archivo Municipal, de varias copias inéditas de género epistolar que el propio Ramón Menéndez Pidal, ilustre filólogo, intercambió con Benito Coll, en las que se intuyen sus avances en el estudio del aragonés como lengua con identidad propia.

La donación tuvo lugar durante la presentación del ensayo biográfico sobre Benito Coll y Altabás, editado por Aladrada Ediciones, del que es autor el docente e investigador oscense Alberto Gracia Trell, y la misma estuvo protagonizada por Mª Pilar Fuster Coll, nieta de Benito Coll, que estuvo acompañada de su hija Mary Alma, biznieta del homenajeado. Además de los documentos reseñados, la donación se completó con un documento firmado por Manuel Liesa, secretario del Ayuntamiento de Binéfar, el 8 de febrero de 1892, en el cual se da cuenta de la compra en subasta pública de los terrenos de la Sierra de San Quilez por el propio Benito Coll y Altabás para disfrute en usufructo de los vecinos de Binéfar.

El acto se celebró en el Centro Cultural de Binéfar y al mismo asistieron, además del público, el director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López, el presidente de Aladrada Ediciones, Carlos Serrano, y el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Binéfar, Juan Carlos García, quien glosó en la presentación del acto la importancia de la figura de Coll para nuestra población, señalando que este “es un primer reconocimiento, de los que posteriormente se harán, a la figura un tanto olvidada en Aragón de Benito Coll, ya que queda mucho por hacer e investigar”.

Además de abogado y alcalde de su localidad natal, Benito Coll (Binéfar, 1858‐1930) fue uno de los pioneros en la defensa, la promoción, el estudio y la recopilación de la lengua aragonesa. Sus obras lexicográficas y paremiológicas:
Colección de voces usadas en la Litera (1901), Colección de refranes, modismos y frases usados en el Alto‐Aragón (1902), Colección de voces del dialecto alto‐aragonés (1902) y Colección de voces alto‐aragonesas (1903), son una contribución excepcional para el conocimiento del aragonés de principios del siglo XX. Asimismo, fue la primera persona en dotar a esta lengua de un armazón teórico desde una visión netamente endógena, hecho inédito hasta el momento. Gracia Trell añade que “con la aportación de abundantes datos inéditos y novedosos, el libro traza su biografía, estudia su obra y analiza su sobresaliente pensamiento lingüístico. Un trabajo imprescindible para conocer mejor una de las figuras más relevantes de la vida social y cultural del Alto Aragón a caballo entre los siglos XIX y XX”.

El breve ensayo biográfico, editado por Aladrada Ediciones, cuenta con la colaboración del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Binéfar.

 


0
0
0
s2smodern
Venta de parcelas en el polígono

Con voz propia