Fleurance es una villa de la región de Occitania en el departamento del Gers donde se exiliaranos varias familias republicanas de Esplús durante la Guerra Civil

Cada año desde 1981 el Ayuntamiento de Esplús durante sus fiestas mayores ofrece una recepción a una delegación de esa población del sur de Francia en recuerdo de aquellos esplusenses que tuvieron que dejar su pueblo.

Victor Bayona uno de los protagonistas de estos primeros encuentros nos lo relata a continuación:

Entre Esplús y Fleurance un pueblo de un poco más de 6000 habitantes, enclavado en el Gers francés a unos 300 kilómetros de nosotros, no existe un hermanamiento convencional ni oficial, sencillamente han hecho oficio de la vieja amistad emanada por dolor del exilio provocado por el final de la Guerra Civil.

Cuando la Guerra Civil iba llegando a su fin, largas filas de familias dejaban su tierra con el corazón roto por la derrota y el miedo fundado a la represión, en un principio esas familias de Esplús se diseminaban por los improvisados campos de concentración franceses, hasta que poco a poco, corriendo la voz, se fueron acercando a Fleurance y sus alrededores, donde ser del mismo pueblo de origen hacia un poco más fácil la vida.

En el encontraron la acogida necesaria para seguir con sus vidas, apellidos como Riu, Fontán, Raluy, Elbaile, Faro, Bastida y otros que se asentaron en la población para siempre, un grupo muy activo que tuvo su importancia por ejemplo en la implantación de la colonia libertaria de Aymare.

Un hijo de exiliados, Antonio Riu, “Antoñito”, muy vinculado a los movimientos sociales de Fleurance, decidió que ya era hora de conocer a su familia en España y comenzó a organizar intercambios cuando aún no se había inventado esto del hermanamiento.

La villa de Fleurance, desde hace muchos años mediados los 70, nos viene visitando sin pausa cada fiesta de agosto,− quiero recordar por enésima vez, que están dedicadas a la Virgen de la Asunción en primer lugar por antigüedad y por ser esta fecha cuando se daba por cerrado el ciclo de las recolecciones de verano y a San roque en segundo lugar desde hace unos 250 años, por causa de la invocación de una plaga de langosta, siendo nuestro patrón mayor San Vicente Martir desde hace más de 800 años−.

El patrón de la villa de Fleurance es Saint Laurent y la fundación del pueblo tuvo como origen una bastida o lo que es para nosotros una villa fortificada, está enclavada en el departamento de Gers, y cuenta con poco más de 6.000 habitantes.

En pocos datos Fleurance es un municipio que acogió a muchos exiliados aragoneses y sobre todo de Esplús a causa del desastre de la guerra civil española. Un descendiente de estos Antonio Riu “toñito” desgraciadamente ya fallecido, fue el alma del comienzo y consolidación de una gran amistad, traducida en visitas mutuas, sobre todo por su carnaval y nuestras fiestas, primero fue el futbol el modo de conectar y después llegó su gran banda de majorettes que hasta no hace mucho nos visitaba, ahora sus vecinos participan de nuestras fiestas como uno más, sed siempre bienvenidos, amigos.

En 1.981 nos visitó por vez primera su banda y sus majorettes y como recuerdo me quede esta fotografía que usaban para promocionarse y me la firmaron por detrás, este año la comisión de fiestas la formábamos Antonio Plana, V.Bayona, M Angel Casasnovas y Joaquín Bayona, obviamente aun la conservo como un grato recuerdo de esta visita.

40 años que no han necesitado protocolos ni firmas rimbombantes, sencillamente el peso de la amistad es el que sirve para mantener unos lazos ya de por sí imposibles de deshacer.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros