Miguel Ángel Benedicto: “Se habla de las noticias falsas, pero no de los políticos que mienten”


Una mesa de debate sobre los nacionalismos con Iñaki Anasagasti, del PNV, José Luis Soro, de CHA, Laura Castel, de ERC, y Joaquín Serrano, del PAR cierra este curso

Las redes sociales y las ‘fakenews y cómo estos fenómenos afectan a la comunicación política son los temas que se están desarrollado en la segunda y última jornada del Curso Extraordinario de la Universidad de Zaragoza que tiene lugar desde ayer en Fonz, y que se clausurará tras la última ponencia sobre nacionalismo, el otro gran tema de este curso junto al feminismo y la incertidumbre política, en la que intervendrá el ex parlamentario Iñaki Anasagasti, del PNV, el presidente de CHA, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, la senadora de ERC Laura Castel y el secretario general del PAR, Joaquín Serrano.

El vicedecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad San Jorge, el periodista José Juan Verón, ha abierto esta mañana la sesión con la charla ¿Son las redes y el mundo la misma realidad?.

“La realidad de las redes sociales es real en su entorno pero nada más. Los políticos los han metido en el salón de casa como en la tele y dan una situación de cercanía, como que tienen que solucionar lo nuestro. Los políticos están demasiado cerca de los ciudadanos y tienen que alejarse un poco. Están tan cerca que sólo piensan en arreglar lo mío, pero la suma de intereses particulares no es el interés general. Hay que estar lejos de los ciudadanos, aunque no les guste, para pensar por el bien general”, ha afirmado Verón.

Para Verón, la parte positiva de las redes es que “son punto de encuentro, de movilización” pero también generan una situación “un poco esquizofrénica”. Al mismo tiempo tienen “un factor multiplicador y un gran sesgo emocional” que ha conseguido crear figuras políticas como Macron. “No tenía partido y ahí está ahora como presidente”, ha apuntado este profesor.

A Verón le han tomado el relevo el corresponsal de ABC en Bruselas, Enrique Serbeto y el profesor de la Universidad Europea de Madrid, Miguel Ángel Benedicto que han abordado las ‘fakenews’ en el entorno internacional .

Serbeto ha realizado una puntualización sobre el origen de las fakenews, que según el periodista altoaragonés, tienen su origen ya siglos atrás. Una de las ‘fakenews’ más importantes de la historia es la leyenda negra que pesa contra la historia de España relacionada con la Inquisión, las conspiraciones contra el Papa y los judíos. “Ahora lo que sí es nuevo es la velocidad de expansión de este tipo de noticias relacionado con la extraordinaria evolución de la tecnología en nuestro tiempo”, ha señalado. Unos mensajes que calan en “sociedades más fragmentadas desde que el cimiento común de las civilizaciones europeas se va reduciendo desde la imprenta”.

Por su parte, Benedicto también ha coincidido en que las ‘fakenews’ tienen siglos de historia. “Desde la guerra entre España y EEUU por Cuba con el caso Maine hasta el España nos roba no han cambiado tanto. ¿Quién está detrás de los fakenews? ¿Por qué se habla de noticias falsas y no de políticos que mienten? Siempre queremos matar al mensajero pero hay alguien detrás de los discursos”.

“Las ‘fakenews’ siempre han existido, lo que cambia es el vehículo que ahora es mucho más rápido y sin fronteras”, ha señalado. “Están en casos políticos recientes como el Brexit, la elección de Trump o el problema catalán. Pero la culpa no es de las ‘fakenews’, que no son absolutamente determinantes pero si que influyen en caldos de cultivo ya existentes”, ha dicho.

Según Benedicto, “los grandes monopolios de la información son Google y Facebook que saben todos nuestros datos. Hay que romper ese monopolio o al menos regularlo” y tratar de educar desde los colegios “con una alfabetización mediática”.

La última ponencia sobre redes sociales y política en España, la impartirá el profesor Ricardo Zugasti de la Universidad de Zaragoza y el subdirector de 20 Minutos, Jesús Morales.

Debate político

El debate político, que cerrará este curso abordando el modelo relacional de los nacionalismos en España, estuvo presente en las dos últimas sesiones de la jornada de ayer en las que se debatió sobre el futuro del Estado – Nación, así como de la izquierda española.

El ex secretario de Estado para las Administraciones Territoriales del Gobierno Rajoy, Roberto Bermúdez de Castro, y el candidato a las pasadas elecciones por UPyD y responsable de la plataforma política Ahora, Gorka Maneiro, debatieron sobre cómo mejorar la democracia y cómo construir una Europa más fuerte desde políticas liberales y progresistas.

Maneiro criticó el papel de los grandes partidos que pactan con los nacionalistas “por sus propios intereses y no piensan en el conjunto de España”. En este sentido, echó de menos “un partido de izquierdas capaz de defender pensiones dignas, un Estado de Bienestar, las reformas políticas, y que sea capaz de enfrentarse al nacionalismo. Podemos despertó gran ilusión pero ha apoyado a los golpistas catalanes que quieren romper el Estado. El PSOE está envejecido, ha bajado  impuestos, ha fomentado la desigualdad territorial, y ha dado concesiones al nacionalismo.  Se necesita un partido de izquierdas y no nacionalista, sino progresista porque es contradictorio ser de izquierdas y nacionalista. Eso, y que haya líderes políticos que no se guíen por el marketing o por el postureo”.

Entre sus recetas para mejorar el Estado Nación, abogó por “perfeccionar la democracia con la reforma de la ley electoral que ha beneficiado siempre a los dos grandes partidos, el PP y el PSOE, asegurar las primarias en los partidos, listas abiertas, disponer de medios de comunicación públicos, veraces y profesionales, que no estén  influenciados por los partidos. La democracia representativa es el camino pero debe mejorarse para que los estados nación vayan desapareciendo y seamos ciudadanos del Estado Nación de Europa”.

Por su parte el veterano político del PP, Roberto Bermúdez de Castro, lamentó el “sectarismo” existente en la “política en general que produce hartazgo y que llega a ser asqueroso”. Ese fue uno de los motivos que le llevó a dejar la política hace unas semanas. “En Madrid te pones una pegatina de uno u otro y no puedes llegar a ningún acuerdo. En cambio da gusto hacer política en Huesca donde todos miramos por el bien general y mantenemos buenas relaciones con nuestros adversarios políticos”, dijo.
Para Bermúdez de Castro, la situación de crisis política que vive el país arranca de la crisis económica de 2007. “En Europa y en España se rompieron muchas cosas. El tronco social de clase media se ha debilitado considerablemente. La corrupción añadida al paro ha desembocado en la desestabilizacíón y ha propiciado el caldo de cultivo para el independentismo catalán. El Estado estuvo poco preparado para dar respuesta a esto, los partidos se portaron mal y otros fueron oportunistas”, señalo.
Sobre la ejecución del artículo 155 en Cataluña, el ejecutor nombrado por el Gobierno de Rajoy, aseguró sentirse orgulloso de lo logrado: “Fuimos a recuperar la legalidad y a pagar las nóminas a los funcionarios, a los farmacéuticos, …A los ocho meses el presidente Rajoy convocó elecciones y nadie nos criticó, luego ganaron los independentistas y se nos criticó”.

Bermúdez de Castro reconoció que el Gobierno “perdió el relato” en el problema catalán  y que el Estado español “ha desaparecido completamente en Cataluña, por ello es necesario un análisis de cómo recuperar a la sociedad catalana”.

La última ponencia política corrió a cargo del ex JEMAD del Gobierno Zapatero y ahora en Podemos, Julio Rodríguez, quien hablo sobre el futuro de la izquierda que a juicio del general tiene que estar con los debates ciudadanos. “Podemos surge de la insatisfacción y de la necesidad de discusión, del espíritu crítico ciudadano. Hay que hacer política en la calle, aunque el poder prefiere enviar mensajes muy simples que no generen debate”, señaló.

“La clase política ejerce su poder bajo la presión ciudadana y ésta es la que impulsa movimientos como el 15M que devuelven el interés necesario en el ámbito político”, señaló el secretario general de Podemos Madrid, quien indicó que el “nuevo cambio en el escenario político obliga a pactar, algo a lo que no estábamos acostumbrados”.


0
0
0
s2smodern

Con voz propia

El relevo